PDH se retira de citación y diputados piden acciones en su contra

“Sugiero que actuemos con toda la severidad de la ley en contra del procurador de los Derechos Humanos”, dijo el presidente del Congreso, Álvaro Arzú. Otros legisladores señalaron que la policía que estaba en las afueras de la sede del Legislativo debería conducir al procurador Jordán Rodas "por la fuerza" a la citación.

Diputados pidieron que se accione legalmente contra el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, por retirarse de una citación en el Congreso, en donde se le daba seguimiento a la petición promovida por un grupo de legisladores para que sea destituido.

El magistrado de conciencia acudió ante la comisión de Derechos Humanos para responder a preguntas de los parlamentarios, específicamente con relación a señalamientos que se hacen en su contra por supuesto incumplimiento de funciones.

Sin embargo, Rodas argumentó en su intervención que no se le explicó en ningún momento a qué se debía la petición planteada para su cesación del cargo y dijo desconocer los motivos señalados.

En ese sentido, pidió que se siguiera el debido proceso y se le entregara copia de la solicitud que presentaron los legisladores, encabezados por Juan Manuel Giordano, para buscar su salida del cargo.

Sin embargo, el presidente del Congreso, Álvaro Arzú, le explicó que eso no era necesario, pues se trataba de una audiencia parlamentaria y no de una corte o un juzgado para hablar de debido proceso.

El diputado le dijo a Rodas que se le citó específicamente para que conociera los argumentos planteados para su retiro y que explicara en ese espacio los detalles de los diferentes temas.

Entre manifestaciones a favor y en contra, PDH acude a citación en el Congreso

Se retira de citación

Después de la intervención de Rodas, Arzú y otros diputados que integran la comisión, por lo menos cinco legisladores se retiraron del salón en donde se desarrollaba la citación.

Entonces, el magistrado de conciencia pidió la palabra y anunció que se retiraría porque se había roto el cuórum para continuar con la actividad.

Asimismo, aseguró estar dispuesto a presentarse las veces que sean necesarias y cada vez que sea citado por la sala legislativa.

[metroimage ids=”10-127474″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”article-fullwidth” link=”” target=”_self”]

En las afueras de la sala donde se realizaba la citación, Rodas brindó declaraciones a periodistas y señaló: “ustedes se dieron cuenta de que el cuórum se rompió, esa ya no es culpa mía”.

Detalló que está consciente de que hay diputados respetuosos del ordenamiento jurídico y cumplirá con las convocatorias que se le hagan de conformidad con la ley.

Piden denuncias penales

El presidente Arzú señaló que Rodas cometió un delito en flagrancia y pidió que se planteen las acciones legales que correspondan en su contra.

“Creo que es necesario que los diputados y las personas presentes que fueron testigo de ese acto interpongan las denuncias penales y sea conducido por la fuerza a la citación”, manifestó.

De igual forma, dio lectura al artículo 36 de la Ley del Organismo Legislativo, que indica que el presidente de comisión, o en ausencia el vicepresidente, y por lo menos el 25 por ciento de diputados que la integran podrán celebrar sesiones de comisión, las que se realizarán periódicamente.

Arzú aseguró que en el momento en el que Rodas se retiró había cinco miembros de la sala legislativa presentes, quienes constituían más de ese 25 por ciento.

Añadió que si bien la referida ley detalla que llegado el momento de la votación esta se deberá hacer con la presencia de la mitad más uno de sus miembros, hoy se podía continuar la citación, más no votar en este momento.

“Ese señor, comisionado vergonzosamente de este Congreso, se levantó de una citación, no de una invitación, y cometió un delito en flagrancia”, resaltó.

Argumentó que Rodas incurrió en un delito sumamente grave, una falta de respeto para la comisión y el Congreso.

“Sugiero que actuemos con toda la severidad de la ley en contra del procurador de los Derechos Humanos”, dijo.

Por su parte, la diputada Edna Soto señaló que Rodas tiene problemas muy serios, “psiquiátricos, no psicológicos”.

“Realmente vean las actitudes, comiéndose el chocolate de una manera obsesiva, luego la reacción que tiene, definitivamente con todo respeto les puedo decir que sí hay problemas”, manifestó.

Indicó que lo ocurrido este día es una falta de respeto ante los diputados, por lo que pidió que se tomen las medidas necesarias y poder actuar “para llevarlo a donde corresponde”.

Diputada pide evaluación psicológica del Procurador de los Derechos Humanos

El parlamentario Luis Hernández Azmitia calificó como lamentables las actitudes del procurador.

“Acaba de cometer un delito, ante ello le pediría (al presidente de la comisión) que sea conducido por la fuerza pública que tenemos aquí afuera, que coordine con el Ministerio de Gobernación y lo hagan venir a rendir cuentas”, aseveró.

Por su parte, Giordano pidió acciones legales contra Rodas, pues a su criterio actuó en flagrancia. “Se fue. Gracias a Dios tenemos policías afuera, que conduzcan a Rodas y venga a rendir información”.

“No vamos a permitir que un comisionado venga a faltar el respeto. Su clica, su grupo, una prófuga y un colombiano, están acostumbrados a faltar al respeto al Estado de Guatemala, pero yo no voy a permitir que le falte al respeto a un alto organismo”, resaltó.

El diputado Manuel Conde coincidió en que Rodas cometió un delito de violación constitucional. “Él para mí ya no es ni comisionado, ni mucho menos procurador, es un ciudadano que ha violado la Constitución”.

Y el legislador Estuardo Galdámez tomó la palabra para hacer públicamente una denuncia formal ante la Fiscal General “para que proceda con lo conducente y de inmediato se le capture y se le ponga a disposición de los tribunales de justicia, a quien el día de hoy se burló del pueblo de Guatemala”.

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.