“Murió como un perro”; Trump confirma la muerte del líder del Estado Islámico

"Era un hombre enfermo y depravado, y ya se fue", dijo Trump al referirse a Abu Bakr al-Baghdadi, quien habría perecido durante una operación militar en el norte de Siria.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

En una declaración especial a la prensa a las 09:00 (hora de Washington) de este domingo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó la muerte del líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI)Abu Bakr al-Baghdadi, durante una operación militar en el norte de Siria.

"Abu Bakr al-Baghdadi ha muerto", dijo el mandatario ante los periodistas reunidos en la Casa Blanca.

Al-Baghdadi, quien era considerado por Estados Unidos como uno de los terroristas más buscados del mundo, proclamó en 2014 el califato del EI, grupo extremista que durante los siguientes tres años se extendió por Irak y Siria, sembrando terror con sus ejecuciones e imponiendo su versión radical del islam.

"Estados Unidos ha estado buscando a Al-Baghdadi durante muchos años. Capturarlo o matarlo ha sido la máxima prioridad de Seguridad Nacional de nuestro gobierno", aseguró Trump.

"Era un hombre enfermo y depravado, y ya se fue".

Mira la conferencia de prensa completa aquí:

"Murió como un perro"

Al revelar detalles de la operación militar, el magnate dijo que Al-Baghdadi quedó atrapado "en un túnel sin salida", y aseguró que este se quitó la vida tras hacer estallar el chaleco explosivo que portaba.

"Murió después de meterse en un túnel sin salida, sollozando, lloriqueando y gritando hasta el final (…) Murió como un perro; como un cobarde".

"Su cuerpo fue mutilado por la explosión. El túnel también se derrumbó sobre él. Pero los resultados de una prueba lo identificaron de forma cierta, inmediata y totalmente positiva. Era él", añadió.

Abu Bakr al-Baghdadi, líder del Estado Islámico Abu Bakr al-Baghdadi, líder del Estado Islámico. / AFP

Trump también informó que el yihadista causó la muerte de sus tres hijos, quienes iban con él en su intento de escape.

"El matón que tanto hizo por intimidar a otros pasó sus últimos momentos sumido en el miedo, en pánico total; aterrorizado por las fuerzas estadounidenses que lo atacaban".

El presidente estadounidense, quien asimismo agradeció a Rusia, Turquía, Siria e Irak, por su ayuda en la operación, la siguió en directo desde la sala de crisis de la Casa Blanca, el mismo lugar desde donde Barack Obama supervisó el operativo contra Osama Bin Laden.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo