La cárcel hizo que Mario Estrada reconociera que conspiró para traficar droga

En 2020 se resolverá la confesión del político guatemalteco.

Por Jerson Ramos

El sitio electrónico CourtListener detalla que el pasado martes 8 de octubre en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, en Estado Unidos, se desarrolló una audiencia al político guatemalteco Mario Estrada, quien que se le escuche para reconocer ante la justicia su culpa por traficar droga hacia ese país.

Se señala que el juez Jed Saul Rakoff tiene pendiente resolver acerca de la confesión de Estrada, quien en el país competía por la presidencia para el período 2020-2024.

Hasta ese día el sospechoso había pasado 174 días en una prisión estadounidense, lejos de su natal Jalapa y de su familia. Ese tiempo fue suficiente para quebrar su voluntad y confesar su transgresión a las leyes antinarcóticas de esa nación.

Estrada hizo su petición acompañado por los abogados Sabrina P. Shroff, quien dirige la defensa del guatemalteco, así como por Roberto A. Feitel. Aunque ambos saben de lo ocurrido, deberán ser notificados de manera oficial de lo que se discutió, así como de la fecha en la cual se resolverá la solicitud, la cual fue fijada para el viernes 24 de enero.

También está pendiente que se notifique a los fiscales Jason Andrew Richman, encargado del caso, y Matthew Joseph Laroche, auxiliar.

CourtListener se promociona como una herramienta de investigación judicial en EE. UU. para abogados, periodistas y académicos.

También puedes leer: Revelan quiénes más participaron en reunión de Morales y Estrada

¿Qué llevó a Estrada ante la justicia de EE. UU.?

Estrada fue capturado en el territorio estadounidense el pasado miércoles 17 de abril, junto a Juan Pablo González Mayorga.

Las investigaciones en su contra indican que se habrían reunido con integrantes del cartel de Sinaloa para negociar dos situaciones:

  • El traslado de cocaína a EE. UU.
  • Ataques armados en contra de políticos guatemaltecos que, como Estrada, competían por la presidencia.

Sin embargo, en realidad los interlocutores de Estrada y de González Mayorga eran agentes encubiertos del Departamento Antidrogas de EE. UU. (DEA, por sus siglas en inglés), quienes le seguían la pista a una red de narcotráfico que involucraba a personas de origen guatemalteco y mexicano.

Para cuando el excandidato presidencial por el partido Unión del Cambio Nacional (UCN) escuche la sentencia en su contra, habrán pasado 282 días en los cuales habría permanecido en prisión.

También puedes leer: Mario Estrada se declaró culpable en EE. UU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo