Trump sanciona a Turquía y le poner fin a la “invasión” en Siria

El presidente estadounidense firmó, además, una orden ejecutiva para sancionar a tres ministros turcos y canceló las negociaciones para un acuerdo comercial con Ankara.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, arremetió este lunes contra Turquía, en respuesta a la ofensiva de Ankara en Siria.

El mandatario anunció las medidas tras verse bajo una intensa presión, por, en un principio, dar la impresión de que daba luz verde a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para atacar a los combatientes kurdos en Siria, otrora respaldados por Washington.

Estoy totalmente preparado para destruir rápidamente la economía de Turquía si los líderes turcos siguen por este camino peligroso y destructivo“, tuiteó Trump, quien hasta hace poco presumía su “amistad” con Erdogan.

El presidente estadounidense firmó, además, una orden ejecutiva para sancionar a tres ministros turcos: Hulusi Akar, de Defensa; Suleyman Soylu, de Interior, y Fatih Donmez, de Energía.

A los funcionarios les congelaron sus activos y se les prohibió realizar transacciones directas o indirectas con Estados Unidos.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, explicó que esta decisión responde a “la escalada de violencia de las fuerzas turcas, que pone en peligro a civiles y desestabiliza la región“.

Cancela acuerdo

Trump, asimismo, canceló las negociaciones para un acuerdo comercial con Turquía, valorado en 100 mil millones de dólares (un objetivo mencionado por Erdogan cuando recibió a una delegación estadounidense el mes pasado), y reinstaló aranceles del 50 % al acero turco.

A su vez, el mandatario republicano pidió a Erdogan, durante una conversación telefónica, que “ponga fin a la invasión” en Siria e inicie “negociaciones con las fuerzas kurdas“, según informó el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien aseguró que viajará próximamente a Turquía.

[metroimage ids=”10-126287″ description=”” align=”center” imagesize=”large” design=”grid” link=”” target=”_self”]

En tanto, el secretario de Defensa, Mark Esper, dijo que la próxima semana viajará a Bruselas para pedir a la OTAN que castigue a Turquía por la incursión, que según él “resultó en la liberación de muchos detenidos peligrosos” del Estado Islámico (EI).

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) lideradas por los kurdos estuvieron a la vanguardia de la campaña para derrotar a los extremistas del EI, pero Erdogan los vincula con militantes separatistas dentro de Turquía.

*Con información de AFP

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.