Moreno ofrece diálogo a manifestantes, en víspera de gran protesta en Ecuador

Moreno eliminó el pasado miércoles subsidios por 1 mil 300 millones de dólares al año a los combustibles, desatando alzas en el diésel y un estallido social.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ofreció este martes un "diálogo" a los indígenas que preparan una gran protesta en Quito, y cuya movilización lo obligó a trasladar la sede del gobierno a Guayaquil.

"Hay diálogo para los hermanos indígenas que lastimosamente tienen necesidades, y en eso estamos completamente de acuerdo", dijo el mandatario en una declaración a los medios.

En la sede del gobierno regional del puerto guayaquileño, donde Moreno montó su despacho ante los disturbios en la capital, agregó que "hay un dinero que se va dejar de gastar, que es el que genera la eliminación del subsidio a la gasolina".

"Ese recurso va a estar destinado a los más pobres, que ese recurso esté en manos de los que más necesitan".

Moreno eliminó el pasado miércoles subsidios por 1 mil 300 millones de dólares al año a los combustibles más utilizados en el país, lo que desató alzas como el de 123 % en el diésel y un estallido social en rechazo a los reajustes económicos.

Entre las medidas, el gobernante también decidió incrementar en 15 dólares los bonos que más de un millón de pobres reciben mensualmente (de entre 50 y 150 dólares) y extender ese beneficio a otras 300 mil personas.

En medio de las tensiones, Moreno ya había expresado su disposición a dialogar con el movimiento indígena, el cual, sin embargo, insiste en que solo hablará después de su gran movilización programada para el miércoles, junto a trabajadores y estudiantes.

Impactantes videos muestran fuertes choques entre manifestantes y policías en Quito

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos para reprimir a los manifestantes, en una tensa jornada de protestas contra el alza a los precios del combustible en Ecuador.

Piden adelantar elecciones

En tanto, el expresidente ecuatoriano, Rafael Correa, pidió este martes el adelanto de las elecciones, aunque negó las acusaciones del gobierno que lo señalan de estar detrás de un intento golpista.

El exmandatario respondió a los señalamientos por medio de un video publicado en las redes sociales, en el marco de la mayor agitación social que vive Ecuador en más de una década, y que tiene en jaque al gobierno de Moreno, su exaliado político.

"Aquí no hay golpismo. Los conflictos en democracia se resuelven en las urnas y es precisamente lo que pedimos: (…) adelantar elecciones en caso de grave conmoción social, como la que estamos viviendo", dijo.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo