Duque pide modificar fallo que suspende aspersión en narcocultivos

El presidente colombiano pidió este jueves la modificación de la sentencia que suspendió las aspersiones con glisofato para hacer frente al alza de narcocultivos en el país.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente Iván Duque pidió este jueves a la Corte Constitucional modificar la sentencia de 2015 que suspendió las aspersiones con glifosato para hacer frente al alza récord de narcocultivos en Colombia.

"Mi solicitud respetuosa es que haya una modulación de la sentencia", dijo Duque.

"Una modulación que entienda que esta expansión de los cultivos realmente hace daño al orden constitucional, al orden legal, al medio ambiente, a la seguridad territorial y a la protección de los derechos fundamentales".

Iván Duque AFP

Duque se pronunció ante los magistrados de la Corte Constitucional, tribunal encargado de velar por el cumplimiento de la Carta Magna, que convocó una audiencia pública de seguimiento al fallo de octubre de 2015.

El alto tribunal, que podría revisar su fallo anterior, estableció que se debía suspender el uso aéreo de glisofato ante indicios de posibles daños a la salud.

Principal productor de cocaína

Controvertido en el mundo por ser potencialmente cancerígeno, solo Colombia emplea esa sustancia en la lucha contra el narcotráfico.

A raíz de la decisión de la justicia, el país ha enfrentado desde 2015 los sembradíos ilegales con erradicación y fumigación manuales, y también ha probado con drones.

"No se pueden limitar (…) el uso de las herramientas ante este fenómeno, ante esta amenaza que puede afectar la capacidad misma del Estado de proteger la integridad territorial y los derechos de muchos colombianos".

Iván Duque AFP

Luego de cuatro décadas de lucha contra el narcotráfico, Colombia sigue siendo el principal productor mundial de cocaína y el país con más sembradíos de hoja de coca del planeta.

Estados Unidos, el principal consumidor de esta droga, aumentó la presión sobre el gobierno de Duque frente a la expansión de los narcocultivos en los últimos años.

En 2017 crecieron hasta 171 mil hectáreas contra 48 mil que había en 2012, según la ONU.

Duque, que asumió el poder en agosto, atribuye el alza récord al cese de la aspersión.

La administración de su antecesor, Juan Manuel Santos, y expertos la achacan a tres causas: la devaluación del peso colombiano ante el dólar, moneda en la que se paga la cocaína, y la caída del precio del oro, que obligó a campesinos a pasar de la minería ilegal al cultivo de coca.

También a las expectativas generadas en campesinos cocaleros por el acuerdo de paz con la exguerrilla FARC, que incluye planes para quienes sustituyan los narcocultivos.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo