¿Son necesarias las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional?

Dos abogados se refirieron al tema durante una entrevista en el programa A Primera Hora.

Por Nancy Alvarez

En el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas se analizó el pronunciamiento del Departamento de Estado de Estados Unidos, con relación a las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional.

La nación norteamericana se manifestó “preocupada” por la posibilidad de que se apruebe otorgar amnistía a personas señaladas o condenadas por cometer violaciones de derechos humanos y abusos.

Como invitados en cabina participaron los abogados María Eugenia Solís y José Eugenio Garavito, quienes expresaron opiniones contrarias acerca de si es necesario o no aprobar las modificaciones a este decreto.

A criterio de Solís, en los últimos años la agencia estadounidense Usaid ha financiado exhumaciones relacionadas con hechos del pasado en Guatemala, y esta declaración está en esa línea de decir que hay esfuerzos por la justicia transicional.

“Todo este avance se viene al suelo”, es lo que a su percepción señala la nación norteamericana ante la posibilidad de otorgar una amnistía.

Añadió que en Guatemala se han dado pocos juicios, pero muy significativos y emblemáticos, que han mostrado la capacidad que se tiene de investigar, juzgar, ordenar reparaciones y garantías de no repetición.

“La justicia garantiza que las personas se queden tranquilas, aunque sea 37 años después”, expuso.

Mientras tanto, Garavito destacó que el Departamento de Estado se ha perfilado como un “nido de la izquierda” de Estados Unidos.

Resaltó que en estos años se ha dado una persecución sistemática contra los que estuvieron del lado del Ejército y no de la guerrilla durante el conflicto armado interno en Guatemala.

“Los actores han sido gente vinculada con esa guerrilla, que migró al sector justicia, entre jueces, fiscales, organizaciones derechos humanos, fundaciones que reciben aportes económicos de otros países para perseguir a miembros del Ejército”, señaló con relación a quienes a su criterio son los detractores de la propuesta de reforma.

En su opinión, el sub vocero del Departamento de Estado no debería haber extendido opinión porque este es un tema que le compete a los guatemaltecos.

“Los guatemaltecos nos merecemos la paz y yo abogo por que haya borrón y cuenta nueva y estoy de acuerdo con Linares Beltranena”, dijo.

¿Una forma de alcanzar la paz?

Garavito manifestó que no se puede hacer si hay guerra y enfrentamiento, por lo cual ve necesario que se aprueben las modificaciones a la Ley de Reconciliación Nacional.

“Si usted valora la paz debe apoyar la reconciliación de los guatemaltecos y no tratar de juzgar a militares y tenerlos presos, mientras que la guerrilla está libre porque se benefició de los acuerdos de paz”, señaló.

“En Guatemala debemos buscar la paz, ya basta de tanta guerra. La ley tiene que pasar y debe haber borrón y cuenta nueva”, mencionó.

Por su parte, Solís recordó que el informe Memoria del Silencio, que produjo la Comisión de Esclarecimiento Histórico, ha producido datos de lo ocurrido en la guerra interna.

“El informe habla de masacres y que el 3% corresponderían a la guerrilla, no es poco y es atrocidad, pero tiene que ver con que el Ministerio Público que es quien prioriza qué se persigue penalmente y qué no”, aseguró.

No son las organizaciones de derechos humanos y que apoyan los juicios para esclarecer esos crímenes de guerra las que deciden hacia dónde va orientada la persecución penal, sino la Fiscalía, agregó.

A su criterio, esta propuesta está enfocada en cierto grupo y no es el pueblo de Guatemala en sí el beneficiado.

“El Congreso no puede hacer lo que le venga en gana y favorecer a algunos cuantos. Los diputados deben ver el tema que prohíbe indultos a gente vinculada con estos delitos. Ya la justicia actuó, ¿por qué por un decreto deben favorecerlos?, es terrible”, puntualizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo