Investigan a policías que estarían vinculados con el cobro de extorsiones

El operativo en seguimiento a los cobros ilegales se llevó a cabo en tres departamentos.

Por Álvaro Alay

Las fuerzas de seguridad realizaron este lunes un operativo en seguimiento a investigaciones por el cobro de extorsión de parte de una estructura delictiva en la que estarían involucrados agentes policiales.

La Policía Nacional Civil (PNC) y el Ministerio Público (MP) desarrollaron cinco allanamientos en los departamentos de Guatemala, Jutiapa y Santa Rosa.

Las acciones fueron coordinadas por la Fiscalía contra el Delito de Extorsión.

Julia Barrera, portavoz del ente investigador, señaló que se buscaba desarticular un grupo conformado por agentes de la PNC, que estarían vinculados con los cobros ilegales.

Por medio de las pesquisas se logró determinar que elementos de la División Nacional contra el Desarrollo Criminal de las Pandillas (Dipanda), se dedicaban a recibir los fondos de esos cobros ilegales que hacían a taxistas que operan en la Ciudad de Guatemala.

“Mediante llamadas telefónicas, las víctimas eran obligadas bajo amenazas a entregar pagos de Q900 semanales”, indicó la vocera.

Lee también: Capturan a agentes de PNC señalados de integrar la estructura criminal “Jabalí”

Capturados

Como resultado del operativo fueron capturados dos elementos de la PNC. Se trata de:

  • Ronald Rovinzon Godoy López
  • Cruz Iván Mateo Méndez

De acuerdo con las investigaciones del MP, estas personas tienen nexos con la mara Salvatrucha y se dedicaban a recibir el cobro de extorsión que era exigido a los pilotos de taxis.

Raúl Figueroa, fiscal adjunto de la Fiscalía contra el Delito de Extorsión, la investigación empezó en diciembre del año pasado.

Se le dio seguimiento a una denuncia recibida en la que las víctimas indicaron que desconocidos les entregaron un teléfono celular y les hicieron llamadas intimidatorias para exigirles dinero.

Lee también: Capturan a agentes de PNC señalados de exigir soborno a transportista en Mixco

Cuando personal de la División Especializada en Investigación Criminal (DEIC) llegó al punto acordado para el pago de la extorsión, ubicó un vehículo en el que había dos personas.

Tras identificarlas se constató que se trataba de policías y estos, para evitar ser descubiertos, dijeron que llegaron al lugar para investigar un caso.

Las víctimas recibieron una llamada después de ello en la que se les dijo que la entrega se haría hasta el siguiente día y se estableció un área en específico. Entonces, de nuevo se encontró en el lugar a los dos policías.

"Es por ello que los agentes a cargo de las pesquisas lograron identificar el nexo entre los agentes de la PNC e integrantes de la pandilla", detalló el fiscal Figueroa.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo