Jueza ordena nueva evaluación médica para Víctor Hugo Soto Diéguez

El Inacif informó que el exjefe del SIC se encuentra en el uso de sus facultades mentales y tiene suficientes capacidades para entender lo que pasa en su entorno.

Por Jerson Ramos

La jueza Claudette Domínguez ordenó realizar una nueva evaluación médica a Víctor Hugo Soto Diéguez, exjefe del Servicio de Investigación Criminal (SIC), para determinar si tiene la capacidad de enfrentar un proceso penal.

De manera reciente el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) informó al Juzgado de Mayor Riesgo A, a cargo de Domínguez, que Soto Diéguez se encuentra con el uso suficiente de sus capacidades mentales para responder a los cargos que el Ministerio Público (MP) señala en su contra por el caso "Ejecuciones extrajudiciales y tortura".

Según el informe que fue entregado en el referido despacho, el sospechoso comprende lo que se le dice y sabe defenderse:

"…ya que acude a la exageración de los síntomas tratando de convencer al entrevistador de que tiene un trastorno psiquiátrico…".

En ese sentido, Domínguez ordenó al Inacif que Soto Diéguez sea sometido a un examen neurológico para conocer de manera detallada cuál es su estado en dicho aspecto.

Dependiendo de los resultados de las nuevas evaluaciones, la jueza decidirá si el exoficial de la Policía debe ser citado a una audiencia de primera declaración para que escuche los hechos que la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) señala en su contra.

También puedes leer: FECI apelará resolución de falta de mérito al exministro Carlos Vielmann

¿Quién es Soto Diéguez?

Soto Diéguez fue jefe del SIC de la Policía Nacional Civil (PNC) durante el período en en cual Carlos Vielmann fungió como ministro de Gobernación.

Pero integró las fuerzas de seguridad pública desde antes de 1996, cuando la institución cambió de ser una Policía Nacional con tradición militar a una con un sentido civil.

En 2009, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) lo vinculó al caso "Pavón", y años después fue condenado a una pena de 33 años de cárcel por haberse confirmado que participó en la ejecución extrajudicial de 10 reos de las cárceles Pavón y El Infiernito.

También puedes leer: "La justicia no se negocia. ¡Florecerás Guatemala!", dice jefe de la FECI ante ataques

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo