Trump agradece a Arabia Saudita por caída de precios del crudo

El petróleo cayó más de 6 % el martes en Nueva York y Londres, debilitado por el temor generalizado de los mercados a una posible sobreoferta mundial de “oro negro”.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El presidente Donald Trump agradeció el miércoles a Arabia Saudita por la súbita caída en los precios del crudo, un día después de reafirmar que Washington seguirá siendo “firme” aliado de Riad pese al escándalo por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Los precios del petróleo están bajando. ¡Genial! Es como un gran recorte fiscal para Estados Unidos y el mundo. ¡Disfruten! 54 dólares, estaba en 82 dólares antes”, tuiteó el mandatario. “Gracias, Arabia Saudita, ¡pero bajemos más!”, agregó.

El petróleo cayó más de 6 % el martes en Nueva York y Londres, debilitado por el temor generalizado de los mercados a una posible sobreoferta mundial de “oro negro”.

El barril de WTI para entrega en enero bajó 6.6 % al perder 3.77 dólares y quedar en 53.43, su nivel más bajo desde abril de 2017.

Las sanciones aplicadas por Estados Unidos a la producción petrolera de Irán resultaron atenuadas y su impacto en el mercado fue menor.

Como Arabia Saudita (mayor productor mundial de crudo) y Rusia habían elevado su producción en prevención de esas sanciones, el petróleo disponible actualmente es mayor al que se esperaba.

Trump parece priorizar la buena relación de Washington con Riad, aunque el líder de facto de ese país, el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, pueda estar vinculado con el brutal asesinato de Khashoggi.

El martes, el mandatario estadounidense no descartó que el príncipe haya tenido conocimiento de la muerte del periodista. “Quizás lo sabía o quizás no”, dijo Trump, aunque afirmó que cualquiera de los dos escenarios no amenazará la relación estratégica entre ambos países.

Arabia Saudita es un gran cliente de armas estadounidenses y aliado de Washington en la región, especialmente ante Irán.

Repercusión mundial

La brusca caída en los precios del crudo repercutió en la economía global al dar mayor poder adquisitivo a los consumidores (en particular para el gran día de compras navideñas de los estadounidenses), pero a la vez podría reducir las inversiones en la producción petrolera en Estados Unidos.

Si bien la caída aún no es tan grande como la de 2014-2016, el impacto ya se hace sentir y podría impactar negativamente el crecimiento en general.

Precios del petróleo Foto: AP

La clave a tener presente es que la baja de los precios del petróleo es un lastre neto para la economía estadounidense. Esta es una enorme diferencia con el pasado”, dijo Ian Shepherdson, economista jefe de Pantheon Macroeconomics.

Shepherdson dijo que la caída del precio no significaba una gran amenaza para la economía estadounidense, pero afectaría el crecimiento “en los márgenes” al disiparse el impulso generado por la baja reciente de los impuestos.

En cuanto a Rusia, analistas dicen que el gran productor de petróleo y gas está más blindado que antes de una caída del mercado porque ha encontrado la manera de equilibrar el presupuesto estatal cuando caen los precios. Es una de las razones por las que Rusia ha estado produciendo crudo a la mayor velocidad.

*Con información de AFP y AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo