Canadá legaliza el consumo recreativo de marihuana

Tras casi un siglo de prohibición, Canadá se convirtió el miércoles en el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar la marihuana recreativa.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Canadá se convirtió este miércoles en el mayor mercado mundial de marihuana, una vez que la venta legal de la hierba comenzó a primeras horas del miércoles en la provincia de Terranova.

Aunque en la provincia de Quebec las tiendas de la estatal Sociedad de Cannabis Quebequense, la SQDC, abrieron a las 10:00 (hora local), los primeros clientes acamparon a sus puertas desde la noche anterior.

Unas decenas de personas hacían la fila pacientemente desde el alba sobre la acera. En sus sillas plegables, varios mataban el tiempo fumando un cigarrillo.

La voy a enmarcar y colgar en mi pared. Ni siquiera voy a fumarla, solo voy a guardarla para siempre”, dijo Ian Power, uno de los primeros en acudir a comprar la hierba.

La prohibición ha terminado ahora. Acabamos de hacer historia (…) No puedo creer que lo hayamos logrado”, agregó Power, de 46 años, quien compró un gramo de marihuana.

Y la noticia de la legalización no fue la única buena nueva para los entusiastas de la marihuana. Horas antes de que abrieran las tiendas, un funcionario federal, citado por la AP, dijo que el país indultará a todas aquellas personas que fueron condenadas por posesión de hasta 30 gramos de marihuana, que ahora es el límite legal.

Los canadienses también pueden ordenar productos de marihuana a través de sitios de Internet administrados por vendedores privados o provinciales, para que se les entregue por correspondencia en la puerta de sus casas. Un anuncio formal se planea para más adelante el miércoles.

Canadá ha permitido el uso legal de la marihuana con fines medicinales desde 2001. El gobierno del primer ministro, Justin Trudeau, pasó dos años trabajando para expandir su uso a fines recreativos, con el objetivo de presentar un mejor reflejo de la opinión cambiante de la sociedad en torno a la hierba y regular a los operadores en el mercado negro.

En su campaña electoral de 2015, el propio Trudeau reconoció haber fumado algunas veces en el pasado, pero el martes su oficina dijo que “él no prevé comprar o consumir cannabis una vez que esté legalizado”.

Según estadísticas oficiales, 16 % de la población canadiense había fumado cannabis en 2017, una proporción superior a los fumadores de tabaco.

*Con información de AFP y AP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo