Michael se degrada a tormenta tropical tras devastar el noroeste de Florida

Según autoridades, Michael ha sido la tormenta más poderosa en golpear Florida en años.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El huracán Michael se degradó finalmente a tormenta tropical el jueves, tras destruir casas hasta los cimientos en el noroeste de Florida y provocar la muerte de al menos dos personas.

El ojo de Michael tocó tierra firme cerca de Mexico Beach, una localidad a unos 30 kilómetros al sureste de Panama City, cerca de las 12:00 (hora de Guatemala) como un huracán de categoría 4 (de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson).

Para la madrugada del jueves, ya se había degradado a tormenta tropical mientras atravesaba Georgia, pero aún azotaba la zona con lluvias torrenciales y vientos de unos 70 kilómetros por hora.

Panama City parecía un escenario de guerra después de haber sido golpeada por Michael. Las calles eran intransitables y había contenedores, antenas, techos, árboles y semáforos desperdigados por todas partes.

El gobernador de Florida, Rick Scott, había dicho que el huracán sería "la tormenta más destructiva que azota el 'panhandle' de Florida en un siglo". El "panhandle" (mango de sartén, en español) es como se conoce comúnmente esta lengua de tierra en la costa del Golfo de México.

Al informar al presidente Donald Trump sobre lo ocurrido, el jefe de la agencia federal de emergencias FEMA, Brock Long, dijo que Michael es el huracán más intenso que azota el área desde 1851.

En un mitin en Pensilvania en la noche del miércoles, el mandatario dijo que sus "pensamientos y oraciones" estaban con los afectados por la tormenta y aseguró viajará a Florida "muy pronto".

Unas 380 mil personas estaban sin electricidad en la región noroeste, de acuerdo a un boletín de la agencia de emergencias de Florida, SERT.

Ahora se espera que Michael golpee zonas de Carolina del Norte y del Sur, ya afectadas por el huracán Florence hace un mes.

*Con información de AFP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo