Reo que provocó balacera en el Roosevelt se dispara antes de ser recapturado

Un grupo armado lo liberó en agosto de 2017 cuando fue trasladado al centro asistencial por una cita médica. Como resultado de esta acción fallecieron siete personas y 12 resultaron heridas.

Por Álvaro Alay

Las fuerzas de seguridad ubicaron a Anderson Daniel Cabrera Cifuentes, alias “chatia” o “little boy”, supuesto integrante de la Mara Salvatrucha, quien fue liberado por un grupo armado en el hospital Roosevelt el año pasado; sin embargo, cuando se disponían a recapturarlo, este se dio un disparo.

Tras investigaciones, la Policía Nacional Civil (PNC) logró determinar que el prófugo se encontraba en un inmueble en el lote 33, sector 3 de la colonia Mirador de la Cruz, kilómetro 15 de la ruta al Atlántico.

Los agentes se situaron este jueves en el perímetro de esa residencia para ejecutar la detención, pero cuando el señalado observó la presencia policial reaccionó para evitar ser aprehendido.

Inicialmente sacó de la vivienda a un niño y una mujer, aparentemente su hijo y su pareja sentimental. Y luego de ello, dentro de la residencia se escuchó un disparo.

Los policías ingresaron de inmediato y localizaron a Cabrera dentro de una habitación en el segundo nivel del inmueble. Estaba sobre una cama y tenía una herida de proyectil de arma de fuego en la cabeza, por lo cual alertaron a los Bomberos Voluntarios.

Eduardo Castillo, vocero del cuerpo de socorro, señaló que técnicos en urgencias médicas le brindaron asistencia pre hospitalaria y lo trasladaron a la sede del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) de la zona 6.

“Se encontraba en estado agónico y falleció a su ingreso al hospital”, explicó.

Mientras tanto, de forma preventiva la mujer y el niño fueron trasladados al hospital General San Juan de Dios para ser evaluados por médicos y establecer su estado de salud.

Tiroteo

El 16 de agosto de 2017, el presunto pandillero fue trasladado por el Sistema Penitenciario (SP) desde una prisión hacia el hospital Roosevelt para un tratamiento médico; sin embargo, un grupo armado se presentó a ese centro y lo liberó.

Los desconocidos dispararon en múltiples ocasiones y como resultado fallecieron siete personas y 12 más quedaron heridas. Entre las víctimas hay guardias del SP, trabajadores del centro asistencial y pacientes.

Por estos hechos fueron capturados cinco presuntos pandilleros, a quienes se les decomisó armas de fuego de grueso calibre y los vehículos en los cuales se movilizaban.

Cabrera es señalado de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, asociaciones ilícitas y conspiración.

Tras su fuga, el Ministerio de Gobernación emitió carteles con su fotografía y ofreció una recompensa de hasta Q150 mil para quien ofreciera información sobre su paradero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo