En respuesta a denuncias por extorsión, MP y PNC capturan a presuntos integrantes de MS e “imitadores”

Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo dos operativos para desarticular estructuras vinculadas con asesinatos y el cobro de extorsiones.

Por Álvaro Alay

La Fiscalía contra el Delito de Extorsión coordinó este miércoles las capturas de presuntos integrantes de la Mara Salvatrucha (MS) y de estructuras de los denominados “imitadores” que se dedican al cobro de extorsiones y a cometer asesinatos.

Desde tempranas horas, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y fiscales del Ministerio Público (MP) se desplegaron a diferentes puntos de los departamentos de Guatemala, Sacatepéquez, Quetzaltenango y Jutiapa, con el objetivo de realizar 87 diligencias de allanamiento.

Como resultado de estos operativos se ejecutaron 30 órdenes de captura y se condujo a dos menores de edad ante el juzgado correspondiente. Asimismo, se detuvo a dos personas en flagrancia y fueron citadas 34 a audiencia de primera declaración.

De igual forma, se incautó un arma artesanal, 30 municiones de uso exclusivo del Ejército, 17 celulares y documentos varios, incluyendo listados de números telefónicos de posibles víctimas.

MS realizó cobros ilegales

La fiscal Emma Flores, titular de la Fiscalía contra el Delito de Extorsión, explicó en una conferencia de prensa los detalles de la investigación relacionada con la estructura de la MS. Este día las acciones estaban dirigidas contra tres clicas de esta pandilla: Gangster Locos, North Side y Vatos Locos.

Según explicó, estas tiene como lugares de operaciones la zona 18 de la capital y y Ciudad Quetzal, en San Juan Sacatepéquez.

“Esta pandilla se dedica, entre otras cosas, a conspirar para el asesinato, cometer asesinato y realizar cobros ilegales a transportistas y comerciantes”, dijo.

En cuanto a la forma en la que opera, resaltó que entregan celulares a sus víctimas para hacerles llamadas de intimidación y amenazas, en las cuales exigen dinero. Los cobros son semanales o quincenales y también les hacen exigencias “extraordinarias” a las personas, que ellos les llaman “bono”.

Un caso que se les atribuye a los pandilleros es el cobro de extorsiones a una empresa de taxis rotativos que opera en la Ciudad de Guatemala, a la cual exigían semanalmente Q5 mil.

Golpe contra “imitadores”

Nelly Moretaya, fiscal de sección adjunta de la Fiscalía contra el Delito de Extorsión, explicó que los denominados “imitadores” son personas que se hacen pasar por integrantes de pandillas o de grupos del crimen organizado para hacer exigencias a las personas, quienes por temor acceden a entregar el dinero.

Detalló que el MP recibió varias denuncias por parte de personas individuales y transportistas de diferentes puntos de la república de Guatemala, señalando que desconocidos les estaban haciendo cobros ilegales.

Solo en la región metropolitana se registraron los casos de tres empresas de transporte y un comercio, que dejaron una defraudación al patrimonio de las personas de al menos Q700 mil.

Uno de los casos que se les atribuye es el ocurrido en enero de 2017, cuando el propietario de una venta de vehículos denunció que a un empleado le robaron sus pertenencias y le entregaron un celular, a este ingresaron llamadas para exigirles Q12 mil a cambio de no atentar contra los trabajadores o sus familiares.

Raúl Figueroa, fiscal de sección adjunto de la referida unidad del MP, detalló otro caso atribuido a grupos de “imitadores”.

Según indicó, en agosto de 2017, en Quetzaltenango, una persona denunció que le estaban exigiendo un pago de Q20 mil, para lo cual realizó dos entregas por medio de depósitos bancarios, una fue de Q5 mil y otra de Q2 mil 500.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo