Polémica sobre CICIG ha ido creciendo y quitando de discusión nacional la agenda de desarrollo, señalan expertos

Por Nancy Alvarez

La situación actual del país, con base en las recientes decisiones del Gobierno del presidente Jimmy Morales, fue analizada en el programa A Primera Hora de Emisoras Unidas.

Como invitados en cabina participaron Eduardo Stein Barrillas, ex vicepresidente de Guatemala; y Juan Carlos Paiz, excomisionado Presidencial para la Competitividad y la Inversión en Guatemala, quienes coincidieron en que la vía del diálogo para buscar soluciones se debe priorizar.

El pasado viernes el Gobierno emitió un comunicado en el que confirmaba que ya había sido notificado de la resolución de la Corte de Constitucionalidad (CC), en la que se hace referencia a que se debe permitir el ingreso de Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), al territorio nacional.

En el documento, señaló que “hará uso de las facultades y recursos que la ley le otorga para defender la Constitución Política de la República”.

Además, el Ejecutivo resaltó que el Estado de Guatemala “siempre ha privilegiado el diálogo” e instó al secretario general de las Naciones Unidas a que sea ese el mecanismo a utilizar para alcanzar una solución de común acuerdo entre las partes.

A criterio de Stein, el comunicado podría haber dicho simplemente “hemos tomado nota del comunicado de la CC y nos atenemos a lo que ha decidido”. Sin embargo, por el contrario, el Gobierno se da por notificado, pero lanza una advertencia.

“Dice en el segundo párrafo estar abierto a una negociación, pero en el primero pareciera lo contrario”, opinó el exfuncionario.

En tanto, Paiz dijo que el comunicado, por duro que se ve, todavía no rompe el orden constitucional del país, pues se siguen respetando los poderes. “Aunque se ve uno al borde de este colapso, no ha pasado. Creo que la cordura aún puede reinar en el país”, señaló.

Tanto Stein como Paiz consideraron que la tensión entre el Ejecutivo y la CICIG, que inició a ser más visible desde agosto de 2017 y se incrementó en las últimas semanas, ha acaparado la atención, incluso se ha impuesto sobre la agenda nacional y ocupa todas las energías del gobierno, mientras se mantienen descuidados el resto de temas.

Otros efectos que señalaron como resultado de esta situación fue el aspecto económico, principalmente en cuanto a la creación de empleos, así como en diferentes temáticas enfocadas en el desarrollo de la población.

“La energía se nos está yendo en esto y la economía se está desnutriendo. Hay que retomar el rumbo del país. Los sectores deben empezar a dialogar sin el gobierno para después decirle a este qué es lo que quieren y plantean”, opinó el excomisionado.

Por su parte, el ex vicepresidente dio a conocer que todo esfuerzo de concertación necesita voluntad sostenida y estabilidad política, en donde las reglas del juego sean parejas y permanentes para todos.

Pero si no se avanza en esa dirección, existen riesgos que podrían desembocar un una crisis verdaderamente grave. Según Stein, a nivel internacional y en una actitud a nivel general, sobre todo en entes multilaterales donde Guatemala es parte, se podría convertir en un país paria.

“Estoy absolutamente convencido que es esencial acometer esa agenda de país y recuperarla. Necesitamos un esfuerzo generoso y humilde, por parte de los liderazgos de los diferentes grupos organizados para aterrizar en una agenda nacional mínima que nos saque adelante”, expuso Stein.

Y ante la dificultad que ve en el actual escenario para poder dialogar con la actual administración, el exfuncionario coincidió en lo mencionado por Paiz, en cuanto a iniciar un diálogo ajeno al gobierno. Consideró que ese esfuerzo de entendimiento y concertación ciudadana tiene que ser hecho primero al margen.

Luego de ello, señaló que en un cauce conciliatorio normalmente se buscan personas de fuera del círculo del mandatario y le asignan el proceso a una persona de confianza de él, pero que cuente con credibilidad ante otros sectores para que sea esta quien favorezca ese entendimiento y se logren soluciones.

“Que se busque una tercera persona, independiente, que inspire la confianza en un desempeño de rectitud y le explique con claridad a la ciudadanía”, sería la vía para atender lo que ocurre en Guatemala, añadió el entrevistado.

En cuanto al futuro de la CICIG, Stein no ve un escenario en el que el comisionado Iván Velásquez pueda volver a trabajar en Guatemala, ante las hostilidades consistentes que se han dado contra su gestión.

Pero él no ve solo oposición contra el titular de la comisión, sino que en su opinión, “todas las señales que ha estado dando el gobierno es que no quiere a la CICIG en Guatemala porque no quieren que se les investigue”.

 

En tanto, el excomisionado Paiz destacó un punto importante para salir de esta coyuntura, que es la búsqueda del fortalecimiento de la CC, el Ejecutivo y todos los Organismos.

“Fortalecer las instituciones es un trabajo consistente que se debe seguir. Debilitar un poder del Estado desde otro poder o quebrantar alguno de estos, es un error para Guatemala”, dijo.

Proceso electoral

Los entrevistados también ven riesgos en el desarrollo del proceso electoral 2019. Stein consideró que esta coyuntura y la incertidumbre en cuanto a cómo serán aplicadas las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos aprobadas en 2016, va a afectar los comicios.

Mientras que Paiz opinó que la preocupación por las elecciones es válida, principalmente en cuanto a cómo se van a financiar los partidos políticos y cómo los candidatos sabrán qué es legal y qué no, por lo cual debe aclararse desde ahora cuál será el orden a seguir para llegar a elecciones democráticas.

“Faltan tres meses para la convocatoria y hoy se ve más gris que nunca. El país no está preparado para ese proceso electoral y los candidatos están a la expectativa de qué podrán hacer y qué no. El retomar esa claridad por parte del TSE fortalecería el proceso”, expuso.

En cuanto al papel del TSE, el ex vicepresidente consideró que este tiene una tarea gigantesca de supervisar el uso de fondos en la próxima campaña electoral en 340 municipios de elecciones locales.

"Es muy probable que, como en elecciones anteriores, dinero de fuentes oscuras se cuele para promover campañas locales y no se tenga la capacidad de auditar el origen legítimo y uso transparente de las fuentes de financiamiento”, manifestó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo