Sugieren posibles soluciones a la crisis en Nicaragua

Por Nancy Alvarez

Este viernes, en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se abordó el tema de la crisis en Nicaragua, en donde ya se cumplen tres meses de un movimiento de protesta antigubernamental que ha dejado unos 280 muertos.

Como invitadas en cabina participaron Sonia Gutiérrez, secretaria general de Winaq; y Carla Caballeros, directora de la Cámara del Agro (Camagro), quienes se refirieron a las posibles rutas a tomar para solucionar esta situación.

Gutiérrez aseguró que ven con preocupación lo que se vive en Nicaragua y se solidarizó con el pueblo del vecino país, pues a su criterio, no se justifica la violencia, especialmente cuando afecta vidas humanas.

“Alentamos a que se promueva el diálogo entre el Gobierno, la población y los diferentes sectores. La única vía para alcanzar la paz es el diálogo”, dijo.

Asimismo, señaló que es positivo que se haya integrado un grupo interdisciplinario de expertos para investigar de dónde surgen esos efectos que golpean fuertemente a ese país.

De igual forma, aclaró que Winaq no respalda al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, o algún sector en específico, sino que su respaldo va enfocado en que se busquen los mecanismos ecuánimes en diálogo y que este período violento cese.
Por aparte, Caballeros dijo que el Gobierno de Nicaragua “es de asesinos”, y que este tipo de hechos deben ser condenados, pues han arremetido contra los ciudadanos desde hace años, pero particularmente en los últimos tres meses.

“Es una afrenta contra los derechos humanos, con 350 personas asesinadas, incluidos hombres, mujeres y niños”, señaló con preocupación.

Lee también: Minex evalúa consultar a Regalado sobre la crisis en Nicaragua

Causas y soluciones

La secretaria general de Winaq aseguró que esta situación no debe verse solo en cuanto a los efectos, sino también en las causas. En ese sentido, indicó que tras la reforma al sistema de seguridad social hecha por el Gobierno de Ortega se desembocó esta crisis.

Asimismo, la entrevistada criticó el papel de la Iglesia en ese país, pues a su criterio, no está actuando bajo un rol de mediación, sino de carácter parcializado. “El llamado que deben hacer los obispos es generar y buscar cómo establecer una estabilidad en cuanto a lo está ocurriendo en Nicaragua”.

Gutiérrez reiteró que es el diálogo la única vía para salir de esta crisis y que la solución no debe llegar desde fuera del país, y que el hecho de adelantar o no las elecciones generales debe ser una decisión soberana de Nicaragua, que se debe respetar.

Mientras tanto, la directora de Camagro dijo que no coincide en que la disputa sea por los cambios relacionados con el seguro social. Para ella, la causa verdaderamente es la existencia de un régimen autoritario que cada vez se perfila más como un régimen de asesinos.

Lee también: OEA exhorta a gobierno de Nicaragua a acordar calendario electoral con opositores

“Se aprovecha de pobreza de la gente. Los programas clientelares son caldo de cultivo para después poner a la gente contra su misma gente”, manifestó.

Y sobre el tema de la Iglesia dijo que la posición de los obispos no es de respaldo a las manifestaciones o a sectores como se ha dicho, sino que solamente al lado de los asesinados. “Yo también tomaría esa posición”.

Para Caballeros, la única manera de que se dé un diálogo legítimo es si Ortega retira de las calles “las armas y los asesinos” que están atentando contra las población nicaragüense, y que dentro de ese diálogo se anuncie la fecha exacta de su salida del Gobierno.

“Debe renunciar y se debe adelantar el proceso electoral y quizá nombrar un gobierno de transición, si la Constitución de Nicaragua lo permite”, mención.

Según ella, se ha hablado de que los comicios pudieran realizarse en marzo de 2019, pero opinó que esperar hasta esa fecha podría significar otros cientos de muertes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo