Tras acción planteada por Baldetti, proceso de La Línea queda suspendido

No se podrá llevar a cabo otra audiencia hasta que una Sala resuelva confirmar o separar al juez Gálvez del caso. El retraso podría ser de hasta nueve meses.

Por Joel Maldonado

La ex vicepresidenta Roxana Baldetti presentó una recusación contra el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, por medio de la cual intenta separarlo del caso la Línea. Este lunes se desarrolla la audiencia para conocer esta acción.

La sindicada expuso los motivos por los cuales solicita que Gálvez deje de conocer el referido proceso, entre estos resaltó que este ha recibido “presiones sociales o mediáticas” y por ello está en su contra.

Ante ello, Gálvez refirió que no ha tenido presiones. “No es un proceso político sino una investigación. En ningún momento me he sentido amenazado ni presionado”, mencionó en su argumentación.

Asimismo, la exfuncionaria dijo que anteriormente tuvo buena relación con el juzgador, pero que ahora la situación cambió y lo considera como su enemigo, pues según ella, es el propio Gálvez quien ha llamado a los medios de comunicación para que den cobertura a las audiencias.

“No la considero mi amiga, ni enemiga, si la conozco fue por este caso”, explicó Gálvez, que también resaltó que se ha respetado que la sindicada cuente con un abogado.

 

Y ante señalamientos de Baldetti, el juez añadió: “No me he excedido de mis funciones, he solicitado al Instituto de la Defensa Penal que haga los estudios socioeconómicos, que son acciones para velar por el debido proceso”.

Gálvez rechazó la recusación de Baldetti. “No acepto los motivos por los que la señora Baldetti me está recusando, he actuado en mi calidad de juez contralor”, manifestó. Sin embargo, consideró que una Sala de Apelaciones Mayor Riesgo debe conocer la acción planteada.

Con esta resolución, el proceso de La Línea queda con efecto suspensivo y no se podrá llevar a cabo otra audiencia hasta que la Sala resuelva confirmar o separar al juez Gálvez. Este análisis de parte de los magistrados puede tardar hasta nueve meses.

Retraso

Gálvez recordó que el caso La Línea lleva 3 años y 4 meses, y cuestionó si será justicia la que exista a los cinco o seis años después de haber iniciado el proceso. Mientras que Baldetti aseguró que ella no ha tenido motivos para retrasar el proceso.

El juez explicó que parte del atraso se debe a las recusaciones y cambios que hace el Ministerio Público porque ha tenido que poner al tanto a los fiscales de las audiencias anteriores.

El togado añadió que con emplazar al MP no ha atentado contra la independencia de esa entidad, y se refirió a los diferentes representantes de la Fiscalía que han acudido al Juzgado.

“El problema del MP es evidente. En fase intermedia comparecieron cuatro representantes del MP, y en las cuatro audiencias de revisión medidas de coerción participaron agentes diferentes. En ofrecimiento pruebas el 4 de julio de 2018, el representante fue César De León y el 9 de julio fue Luis Rivera, eso es porque no se le está dando continuidad al proceso. El que vino el 9 de julio no conocía qué había pasado el día 4”, expuso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo