Estudiantes de áreas afectadas por erupción regresan a clases

Por más de un mes estuvieron suspendidas las actividades educativas en Escuintla y Sacatepéquez.

Por Nancy Alvarez

Los niños y jóvenes que estudiaban en los centros educativos afectados por la erupción del volcán de Fuego, ocurrida el pasado 3 de junio, regresarán a clases este lunes.

El Ministerio de Educación señaló que son al menos 11 mil 850 alumnos de los departamentos de Escuintla y Sacatepéquez los que serán atendidos en 30 carpas que fueron proporcionadas por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Desde que ocurrió la tragedia, las clases fueron suspendidas en cinco municipios: Alotenango, en Sacatepéquez; y Palín, Santa Lucía Cotzumalguapa, Siquinalá y la cabecera departamental, en Escuintla.

Los toldos fueron instalados en los sectores afectados, en donde algunos de los establecimientos fueron destruidos por el material volcánico y otros están siendo utilizados como albergue para las cientos de personas que tuvieron que dejar sus hogares tras la erupción.

El titular de la cartera educativa, Oscar Hugo López, lanzó una invitación a los menores para que asistan a clases y continúen su formación académica, esto en el marco de la campaña “Por Mi Futuro y Mi Presente, a clases nuevamente”.

Jornadas cortas

Las actividades se realizarán en tres jornadas pequeñas de tres horas cada una, en un horario de 7:00 a 21:00 horas de lunes a sábado, explica una nota de la Agencia Guatemalteca de Noticias, que cita como fuente al ministro López.

Añade que un primer grupo estudiará los días lunes, miércoles y viernes; mientras que el segundo asistirá a clases los días martes, jueves y sábado.

“Vamos a generar un proceso formativo con un currículo que se ha adaptado para recuperar tiempo y darles una atención psicosocial a los niños que han pasado por una pérdida de territorio y de vidas”, aseguró el ministro sobre la formación que se les dará a los niños.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo