Las dos Coreas acuerdan reunir en agosto a familias separadas por la guerra

Millones de personas fueron separadas hace casi 70 años por la guerra librada entre 1950 y 1953 .

Por Manuel Ordóñez Ramírez

Corea del Norte y del Sur acordaron este viernes reanudar en agosto las reuniones de familias separadas por la guerra de Corea, por primera vez desde 2015.

El anuncio fue confirmado con un comunicado común intercoreano publicado por el Ministerio para la Unificación surcoreano.

Los reencuentros tendrán lugar del 20 al 26 de agosto en el monte Kumgang, en Corea del Norte, según este comunicado.

Separados por la guerra

Millones de personas fueron separadas hace casi 70 años por la guerra librada entre 1950 y 1953 y que provocó la división de la península.

La mayoría de ellas ya murieron, sin haber recibido noticias o haber podido ver de nuevo a sus allegados del otro lado de la frontera, cerrada a cualquier tipo de comunicación para la población.

La reanudación de estas reuniones de familias forma parte de los acuerdos alcanzados durante el determinante encuentro en abril entre el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

"Se seleccionarán 100 participantes de cada lado" de la frontera, indica el comunicado conjunto intercoreano.

Casi 70 años de espera

La próxima semana se empezará a buscar el emplazamiento concreto del monte Kumgang para estas reuniones, según la misma fuente.

Solo unas 57,000 personas de las registradas por la Cruz Roja sucoreana para reencontrarse con sus allegados siguen vivas, y la mayoría de ellas tienen más de 70 años.

Para los afortunados que resultan elegidos, estos encuentros son un momento de gran carga emocional. Tras décadas de separación, los reencuentros duran tres días y terminan con un adiós que puede ser el último.

El programa de reuniones familiares comenzó tras una cumbre histórica intercoreana en el año 2000. Inicialmente tenían lugar todos los años, hasta que la tensión en la frontera entre las dos Coreas hizo que se volvieran cada vez más infrecuentes.

Corea del Norte ha sido acusada durante mucho tiempo de usar la cuestión de las reuniones de familias divididas con fines políticos, rechazando las propuestas para que fueran regulares o anulándolas en el último momento.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo