El mundo pendiente de la cumbre entre Trump y Kim Jong-un

Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se preparan para una cumbre sin precedentes, en pos de superar la crisis desatada por tema del armamento nuclear.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Tras varias semanas de negociaciones, el momento ha llegado. La esperada cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un, que tendrá como sede el lujoso hotel Capella, en Singapur, se llevará a cabo este martes, a las 09:00 de la mañana (hora de ese país).

Los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se encontrarán por primera vez para una reunión sin precedentes, en pos de superar la crisis desatada por el tema nuclear.

Pero mientras el mundo fija su atención en este encuentro clave, los protagonistas tienen agendas distintas.

Donald Trump y Kim Jong-un Donald Trump (izquierda) y Kim Jong-un. Foto: AFP

La víspera de la reunión, el equipo diplomático de Trump se abocó a dar una imagen alentadora de las negociaciones, sin que la parte norcoreana expresara la menor palabra de los contactos.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, crucial en el acercamiento entre ambas partes, se reunió dos veces con Kim y ha asegurado que las discusiones han avanzado "rápidamente" en las últimas horas. "Soy muy optimista en cuanto a las posibilidades de éxito", dijo en una conferencia de prensa.

Sin dar muchos detalles destacó únicamente que Estados Unidos está dispuesto a aportar a Corea del Norte "garantías de seguridad únicas, diferentes" de las propuestas hasta ahora, a cambio de una desnuclearización "completa, comprobable e irreversible".

Mike Pompeo durante un discurso Mike Pompeo. Foto: AFP

"Hace 25 años que Corea del Norte intenta lograr un encuentro con un presidente estadounidense en ejercicio", explicó por su parte Boris Toucas, investigador invitado del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington.

"Comprometidos con una desnuclearización"

El arsenal nuclear de Pyongyang, que le ha valido tandas de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU, será el eje central de la reunión.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, expresó su confianza en el encuentro del martes, aunque pidió paciencia.

"Aunque el diálogo comience bien, se necesitará probablemente un diálogo de largo plazo, que puede tomar un año, dos, o incluso más para resolver todos los temas que hay sobre la mesa", entre ellos la desnuclearización, subrayó.

Donald Trump y Kim Jong-un Donald Trump (izquierda) y Kim Jong-un aparecen en una pantalla de televisión en Corea del Sur. Foto: AFP

En un despacho sobre el viaje del líder norcoreano, la agencia de prensa norcoreana KCNA se refirió a la llegada de una "nueva era", confirmando que en la agenda de la cita está la desnuclearización pero también "un mecanismo para que haya una paz permanente y duradera en la península coreana".

Estados Unidos vio en esta forma de presentar el viaje "un mensaje de optimismo".

*Con información de AFP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo