También hubo corazón para rescatar a perros y gatos sin hogar afectados por la erupción del volcán

El plan es llevarlos al hospital para estabilizarlos y entregarlos a organizaciones que les puedan encontrar un hogar.

Por Juan Carlos Ramírez

El personal del hospital veterinario Dog Care viajó de la zona 14 capitalina hasta San Miguel Los Lotes, aldea El Rodeo, en Escuintla, para rescatar y atender a perros y gatos que estaban en riesgo tras la erupción del volcán de Fuego.

Desde que comenzaron las tareas de búsqueda y rescate en la zona devastada por la furia del volcán se han difundido imágenes de bomberos, soldados y policías llevando en brazos a perros, gatos, tortugas y gallinas. En el caso de algunas mascotas, ha habido reencuentro con sus dueños que están albergados, pero en la colonia San Miguel Los Lotes deambulaban algunos sin hogar.

Hubo perros que por instinto se resguardaron solos, ya que no había quiénes los llevaran en un picop, de esa cuenta, pese a haber estado cerca del flujo piroclástico de hasta mil 200 grados centígrados aún están con vida.

En el tercer día de búsqueda, el personal del hospital Dog Care decidió visitar el sitio la tragedia con concentrado y agua, pero también con la firme decisión de rescatar a los animalitos. Recibieron el apoyo de transporte de la Policía Nacional Civil.

Albergue canino

Una casa abandonada que tiene en la entrada dos calaveras de reses fue usada por los rescatistas como albergue para los perritos que hallaban en el camino.

No fue tarea fácil llevarlos, ya que al no tener un techo, les daba cierta desconfianza el acercamiento de humanos. Al menos dos ladraron pero al final dejaron ponerse un lazo.

Los animalitos permanecieron amarrados hasta que los veterinarios y asistentes llegaron con las jaulas y comida para trasladarlos.

“El que está en peor estado es un gatito que tiene las patitas quemadas”, dice Kimberly Valenzuela, especialista del hospital, quien explica el estado de los animales mientras soporta la caída de polvo que levantan los vehículos que van y vienen de la zona cero.

El gato estaba solo en una casa pisando el suelo caliente, motivo por el que tiene quemadas sus patitas.

Deshidratación y debilidad por no haber comido es lo que presentaban los seis perros rescatados. El plan es llevarlos al hospital para estabilizarlos y entregarlos a organizaciones que les puedan encontrar un hogar.

Antes de hacer el traslado se han asegurado que ni los perros ni el gato tienen dueño. Además del rescate, llevaron concentrado a los albergues ya que hubo familias que en medio de la tragedia y del desamparo lograron mantener cerca a sus peludos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo