Exjefe de campaña de Trump, acusado de manipulación de testigos

Paul Manafort, quien enfrenta múltiples cargos en el marco de la investigación sobre la presunta injerecia rusa en la campaña de Trump, ahora encara una nueva acusación.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

La acusación fue hecha el lunes por la noche y, según el fiscal especial Robert Mueller, encargado de llevar el caso de la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016, Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente Donald Tump, habría contactado con testigos vía telefónica o por mensajes encriptados, con el objetivo de intentar convencerlos de dar "falsos testimonios".

Lee también: Senado revela documentos sobre reunión entre Trump Jr. y Rusia

Según precisó Mueller en el documento enviado a un juez, tal actividad viola los términos de la libertad bajo fianza de Manafort, quien enfrenta cargos por lavado de dinero y fraude fiscal, y podría llevarle a prisión preventiva incluso antes de ir a juicio.

Paul Manafort, exjefe de campaña de Donald Trump Paul Manafort. Foto: AFP

En febrero, el exjefe de campaña se declaró "no culpable" de los señalamientos en su contra por lavado de dinero y lobby ilegal, sobre las cuales deberá comenzar a ser juzgado el 17 de septiembre.

En marzo, se declaró igualmente "no culpable" de fraude fiscal y bancario, acusaciones para las que el proceso judicial está previsto a partir del 10 de julio.

La investigación sobre la injerencia rusa en la campaña de 2016 cursa su segundo año y continúa dominando la vida política estadounidense. Hasta ahora., se ha traducido en 22 inculpaciones, 16 de ellas a personas o sociedades rusas.

*Con información de AFP

Lee también: La Casa Blanca confirma la fecha del esperado encuentro entre Trump y Kim Jong-un

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo