Describen el círculo de violencia que vivió Mitzie junto a Banny Zambrano, el hombre que la mató y ahora está prófugo

Tras la fuga del condenado por la muerte de Mitzie Sánchez, un Juzgado otorgó medidas de protección a sus familiares para evitar incidentes. El hermano de la joven fallecida hizo un llamado a las mujeres víctimas de violencia para que denuncien sus casos.

Por Nancy Alvarez

Zozobra, indignación y temor enfrentan familiares de Mitzie Sánchez tras conocer que Banny Zambrano, quien asesinó a la joven, se fugó de la prisión en donde se encontraba tras haber sido encontrado culpable del crimen.

Autoridades del Sistema Penitenciario confirmaron que tras llevar a cabo el pasado lunes el conteo de reclusos del Centro Preventivo para Hombres, de la zona 18, se percataron de la ausencia de Zambrano, quien fue condenado en noviembre a 36 años de cárcel por el femicidio de Mitzie.

Este caso fue abordado hoy en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, en donde participaron como invitados en cabina el hermano de la víctima, Mariano Sánchez; y el abogado de la Fundación Sobrevivientes, Rafael Cruz.

El profesional del derecho dio a conocer que desde ayer se tramitaron, y ya fueron otorgadas por parte de un Juzgado, las medidas de seguridad a favor del hijo y hermano de Mitzie, así como de otros familiares cercanos para evitar que puedan ser víctimas de un incidente de parte del prófugo.

Explicó que estas son necesarias porque se desconoce la ubicación e intenciones de Zambrano. “También se pidió a través del Ministerio de Gobernación que se pueda dar apoyo por parte de la Policía Nacional Civil para resguardar la integridad física de las personas”, detalló.

En tanto, el familiar de Mitzie se refirió a lo difícil que fue el proceso penal que duró casi cuatro años, en el cual se demostró la responsabilidad de Zambrano en la muerte de la joven. Mencionó que acudir a los Tribunales de forma periódica para seguir las audiencias le generó un desgaste, al pensar durante las diligencias en cómo no se pudo prevenir esto.

Según dijo, la primera impresión que tuvo tras enterarse de que Zambrano evadió los controles de la prisión y logró fugarse fue de sorpresa. Mencionó que no lo esperaban ni él ni su familia, pues se suponía que “ese ciclo de buscar justicia ya había terminado”, ya que el asesino estaba tras las rejas.

“Con toda mi familia nos comportamos de manera indignada, como sorprendidos, pero asustados, porque esta persona que salió de allí lo planeó por un tiempo, y si lo planificó, significa que algo quiere hacer después de salir”, expresó.

Y aseguró que lo ocurrido les hace perder de cierta forma la confianza en el sistema de justicia del país.

Mariano Sánchez tomó como referencia el caso de Mitzie e hizo un llamado a las mujeres que son víctimas de violencia para que busquen ayuda y denuncien antes de que les ocurra una tragedia, pues manifestó que este tipo de incidentes no solo marcan a la propia víctima, sino a su núcleo familiar, principalmente a sus hijos, si es que los tienen.

“Me dijeron que el asesino de mi hermana le decía: te puedo matar y te voy a matar. Si alguien les dice así, siendo un familiar tan cercano, es porque las va a matar”, expresó, dirigiéndose a las féminas afectadas por situaciones similares a las de Mitzie.

Una relación marcada por la violencia

El abogado de la Fundación Sobrevivientes explicó que no solo el de Mitzie, sino todos los femicidios inician en el contexto de la violencia de género. Asimismo, indicó que en Guatemala, tomando en cuenta que en la sociedad prevalecen los pensamientos machistas y patriarcales, son múltiples los casos en que se cometen agresiones contra las mujeres.

El entrevistado dijo que Mitzie vivió en un círculo de violencia durante el tiempo que fue novia y esposa de Banny, en el cual era golpeada y violentada psicológica y económicamente. Después de nacer su hijo, utilizó a este como instrumento para amenazarla con quitárselo y mantener el control sobre ella.

“Ese círculo de violencia nunca terminó. Zambrano no la dejaba trabajar, pero tampoco aportaba los recursos económicos necesarios, ella tenía que depender de sus ingresos”, mencionó.

“La relación ya estaba quebrada, el hilo que los mantuvo fue su hijo y las amenazas de quitárselo y de no dejarla verlo. Ella era un estorbo, querían quitarle el niño y que viviera con ellos (la familia de Banny)”, añadió.

En cuanto al tema al que se hizo referencia durante el proceso penal, de que el crimen estaría vinculado con que el asesino quería cobrar un seguro de vida, Cruz señaló que hay una agenda, a la cual se le practicó un peritaje de grafotecnia, en donde Mitzie dio a conocer que Banny le dijo que tenía que firmar para contratar ese seguro de vida y prácticamente la obligó a colocarlo a él como beneficiario.

Pocos días después de obtener el seguro fue cuando ocurrió su muerte.

Finalmente, Cruz se refirió al tema de la fuga y aseguró que es preocupante que se dé esta situación, pues el sistema de justicia, en lo que compete al Ministerio Público y al Organismo Judicial, “ha hecho grandes esfuerzos”, pero en el caso del Sistema Penitenciario hay falencias.

“Se invita a las víctimas a denunciar y seguir un proceso penal para llegar a una sentencia condenatoria, se les exponen de cierta forma, hay desgastes psicológicos y económicos para la víctima, si está viva, y para su familia”, refirió, por lo cual a su criterio, todos esos esfuerzos se van abajo cuando se presentan situaciones de fuga.

Según el abogado, lo ocurrido con Zambrano, quien aparentemente abandonó la prisión vestido de mujer, “viene a desgastar más de lo que ya está” al Sistema Penitenciario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo