Adela de Torrebiarte: “Era necesario señalar que se está debilitando el apoyo a la PNC”

La excomisionada para la Reforma Policial anunció ayer que no continuaría en el cargo que desempeñaba ad-honorem desde hace seis años. La falta de apoyo habría sido una de las razones de su decisión.

Por Nancy Alvarez

Adela Camacho de Torrebiarte, quien el pasado fin de semana renunció al cargo de Comisionada Presidencial para la Reforma Policial que ocupaba desde 2012, se refirió hoy a los motivos de su decisión y detalló cómo queda la Policía Nacional Civil (PNC).

Durante una entrevista en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, la exfuncionaria expresó su preocupación porque, a su criterio, en el país se aleja el fortalecimiento del poder civil, para lo cual es necesario una policía profesional.

“Yo creo en la reforma policial, creo que nos hemos enfocado muchísimo en la capacitación y profesionalización de la policía”, resaltó. Sin embargo, aseguró que le ahora hay un proceso que se está invisibilizando.

“Para mí es triste despedirme. Voy a ir a entregar, pero no voy a dejar a la Policía nunca. Uno tiene que salir en el momento justo, pero voy a fortalecer a la Policía, es lo que he hecho por más de 20 años”, expresó.

¿Por qué dejar el cargo?

De Torrebiarte señaló que no estuvo de acuerdo con la decisión del ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, de retirar de sus cargos al ahora exdirector de la PNC, Nery Ramos; y al subdirector Stú Velasco.

“Desde allí no estuve de acuerdo, porque había un grupo de la cúpula policial que venía haciendo un excelente trabajo. Puede que a uno no le agrade la persona, pero el tema de la institución policial necesita profesionales en el cargo, dirección clara y precisa”, dijo.

A esta situación se sumó el uso de los fondos asignados a la Reforma Policial para otros rubros, sin que se les consultara sobre ello.

“No somos unidad ejecutora, la asignación presupuestaria de Reforma Policial se va a la Subdirección de Apoyo y Logística. Muchas veces, en algunos momentos se tomó dinero de Reforma Policial, también se hacen contratos sin consultar. Yo fui a denunciar en su momento el uso y abuso de dinero”, detalló.

Y, finalmente, fue la salida de integrantes de su equipo técnico por orden del ministro Degenhart, lo que habría incidido en que Camacho decidiera dejar el cargo. “Les rescindió el contrato a dos profesionales que trabajaban conmigo. Gente de mi equipo, de mucha confianza”, manifestó.

“Esta renuncia es porque estoy defendiendo y defenderé siempre a la Policía. He estado cerca de ellos, sé las grandes carencias que padecen y sí quiero seguir apoyándolos, aunque hoy desde afuera. No los voy a dejar solos nunca, pero sí era necesario marcar y señalar que se está debilitando el apoyo a la PNC”, dijo la exfuncionaria.

 

Asimismo, se refirió a que al inicio de la gestión del presidente Jimmy Morales le recordó que el Acuerdo Gubernativo 361-2010, que crea la comisión, concluye en diciembre de 2018, por lo cual le recomendó establecer una ruta en este último año para hacer la transición y que todo el equipo técnico pasara directamente al director de la PNC y ya no se tuviera la figura de un comisionado.

Pero, aunque el mandatario estuvo de acuerdo en hacer esa transición, solamente se empezó el proceso con los abogados de parte de la Reforma y de una de las Secretarías de la Presidencia, pero no avanzó.

Por aparte, Camacho aseguró que solicitó al ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, una reunión, pero la respuesta fue que “estaba muy ocupado” y entonces nunca hubo comunicación. La petición no la hizo por escrito, sino que utilizando la vía de amigos y una Secretaría, detalló.

Resalta avances

La entrevistada aseguró que se han tenido avances en el proceso de reforma policial, pues ahora se tiene una doctrina policial y se cuenta con escuelas de especialidades y de estudios superiores. Para ello, se han firmado convenios con universidades, incluyendo tres privadas y la Universidad de San Carlos. “Hoy la Policía tiene el respaldo de la academia guatemalteca”, resaltó.

“Nosotros colaboramos en la remodelación y se han construido subestaciones, esto es un gran reto y parte de la dignificación que hay que hacerle al policía, pero la columna vertebral es la formación (de los elementos)”, manifestó.

De igual forma, se refirió a los resultados positivos en la entidad de seguridad, pues según ella, la baja en la cifra de homicidios y de otros delitos “es notoria y se ha mantenido”.

“Los resultados son muchos y los subiremos en una página web”, dijo, y mencionó entre estos la aplicación de un modelo de gestión policial enfocado en el tema comunitario, el cual aseguró es exitoso a nivel mundial. También, se refirió a la existencia de una política y una doctrina en la policía.

Si bien hay avances, a criterio de la exfuncionaria también hay temas pendientes, incluida la implementación de la Subdirección de Incorporación y Ascensos.

Otro aspecto es mejorar las condiciones de trabajo de los elementos policiales, pues opinó que “son inhumanas” y se se necesitan mayores recursos económicos para la institución policial, con el objetivo de destinarlos a este tema.

“En condiciones de trabajo seguimos mal, falta poner mucho más dinero para que haya mejoras. También falta compromiso de la institución de cuidar sus instalaciones y patrullas”, añadió.

En ese sentido, mencionó que al Ejército le han dado asignaciones presupuestarias importantes. El Ejército tiene una función que cumplir, está entrenado para otra función, pero no para la seguridad ciudadana”.

“Guatemala necesita un buen Ejército, pero en el país el Ejército en Guatemala ha tenido mucho poder político, lo cual es histórico. Guatemala es un país más pro militar”, finalizó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo