Fiscalía suiza pide cadena perpetua contra exjefe policial Erwin Sperisen

Sperisen ya había sido condenado en 2015 en Ginebra a cadena perpetua, pero el tribunal federal, la más alta instancia judicial de Suiza, anuló la sentencia y ordenó examinar el caso de nuevo.

Por Nancy Alvarez

La fiscalía suiza solicitó este miércoles en Ginebra cadena perpetua contra el exdirector de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala, Erwin Sperisen.

El fiscal Yves Bertossa pidió la pena máxima por siete presuntos asesinatos de reos durante una operación para retomar el control de la prisión de El Pavón, cerca de la capital, en 2006, según la agencia suiza ATS.

Sperisen también está siendo juzgado por las muertes de otros tres reos fugados de la cárcel del "Infiernito" un año antes.

Sperisen, de nacionalidad guatemalteca y suiza, ya había sido condenado en 2015 en Ginebra por esos diez asesinatos. Pero, tras permanecer en prisión durante cinco años en una cárcel de las afueras de Ginebra, recuperó la libertad provisional en septiembre de 2017, después de que el tribunal federal, la más alta instancia judicial de Suiza, anulara su condena a cadena perpetua y ordenara que el caso volviera a ser examinado.

Argumentos de la Fiscalía

Este miércoles, el fiscal sostuvo que durante la operación en la cárcel de Pavón, que cayó en manos de prisioneros, siete detenidos fueron abatidos por un comando que actuaba en secreto y que estaba dirigido por Erwin Sperisen.

En todos los países del mundo "son los jefes quienes deciden y los ejecutores los que ejecutan", apuntó Bertossa.

Sperisen cuenta con el respaldo del expresidente de Guatemala entre 2004 y 2008, Óscar Berger, quien sostiene que siete de los detenidos murieron en un enfrentamiento en la cárcel de Pavón.

La versión del gobierno entonces fue que los reos murieron en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad, pero la Procuraduría de los Derechos Humanos alertó en un informe de 2007 sobre la posibilidad de ejecuciones extrajudiciales.

Debido a su doble nacionalidad -su abuelo paterno era un ciudadano suizo que emigró al país centroamericano—, Sperisen no puede ser extraditado a Guatemala, país que lo requiere por las acusaciones de haber asesinado directa o indirectamente a esos reclusos en 2005 y 2006.

Sin embargo, la ley suiza permite juzgar a cualquiera de sus ciudadanos por crímenes cometidos en otro país.

* Con información de la agencia de noticias AFP.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo