El Ejército se dedicará a reforzar los controles en las fronteras

Después de 18 años de colaborar con la Policía Nacional Civil (PNC), soldados dejan de patrullar en las calles.

Por Joel Maldonado

Desde este 1 de abril, el Ejército tendrá nuevas tareas de seguridad en las fronteras, el retiro de las fuerzas castrenses en los patrullajes de seguridad ciudadana son compromisos en los Acuerdos de Paz de 1996, como también con Estados Unidos en el Plan Alianza para la Prosperidad.

El traslado de los soldados a los puestos fronterizos es para el combate del narcotráfico, trasiego de armas y el contrabando, además de trata de personas, por lo que mantiene coordinación con autoridades de El Salvador, Honduras y México y así mejorar la seguridad en los cuatro países.

 

Según el Ministerio de Gobernación son alrededor de cuatro mil 500 soldados los que serán reubicados en el Ejército, ya que los 22 destacamentos militares pasarán a control de la PNC y así brindar la seguridad a la población.

De acuerdo con el Ministerio de la Defensa, los soldados fueron enviados a la Brigada de Infantería Mariscal en Huehuetenango, otros a la Brigada Especial de Operaciones de Selva en Petén, también a la Brigada de Operaciones para Montaña en San Marcos y a la frontera de El Salvador entre Chiquimula y Jutiapa.

En varias ocasiones el presidente, Jimmy Morales, públicamente ha reconocido el trabajo del Ejército, ya que con “pocos recursos” han cumplido con su trabajo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo