Le notifican de cinco órdenes de captura estando presa

La mujer llegó a la cárcel señalada de cometer el delito de extorsión. Por ese hecho ilícito las penas son desde los seis hasta los 12 años de prisión inconmutable.

Por Saira Ramos

Este sábado era uno más para Martina Aceituno Herrera, de 44 años, quien está en prisión en el centro preventivo para mujeres de Quetzaltenango.

La mujer llegó a la cárcel señalada de cometer el delito de extorsión. Por ese hecho ilícito las penas son desde los seis hasta los 12 años inconmutables. 

Después del mediodía, los agentes de la Subdirección General de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil (PNC) llegaron a su celda y le notificaron de otras cinco órdenes de captura pendientes de ejecutar por el mismo delito.

Las medidas en contra de Aceituno Herrera fueron giradas en 2016 y 2017 por los juzgados de Sololá, Coatepeque y Villa Nueva.

Martina Aceituno Herrera PNC

Requisa en la cárcel 

Al mismo tiempo que la policía le notificó a la mujer sobre las órdenes de captura pendientes de ejecutar, se realizaba una requisa en la granja modelo de rehabilitación Cantel, en Quetzaltenango.

Durante la diligencia la PNC y los agentes del Sistema Penitenciario encontraron varios televisores pantalla plana, teclados musicales, bocinas, objetos punzocortantes, baterías para celulares y bebidas fermentadas.

Para la requisa, la PNC movilizó a 500 agentes, quienes fueron desplazados en los 13 sectores que forman el penal, en el cual habitan dos mil 111 reclusos.

Requisa en la cárcel Sistema Penitenciario
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo