Desalojados de Laguna Larga piden que se cumpla medida cautelar

Por Saira Ramos

Constantino Velásquez y otras 15 personas protestaron frente al Congreso en representación de las más de 100 familias que fueron desalojadas de la comunidad Laguna Larga, en San Andrés, Petén.

Los pobladores le pidieron al Estado que adopte las medidas necesarias para proteger la vida y la integridad de los comunitarios como lo ordenó en una medida cautelar la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

Las familias desalojadas se desplazaron a la comunidad El Desengaño, en Candelaria, estado de Campeche, México y se encuentran viviendo a la interpele en carpas de acampar y “champas”.

Medidas cautelares

La CIDH hizo una visita in loco a Guatemala, desde el 31 de julio al 4 de agosto.

Durante esa fecha visitó a las familias desalojadas de la comunidad Laguna Larga y constató que estas viven en una situación de gravedad y urgencia ya que están expuestas a factores de riesgo que incluyen la falta de agua potable, energía y servicios básicos, que han repercutido en condiciones altamente insalubres y carentes de una higiene adecuada.

El área en donde se encuentran los pobladores sería considerada como área endémica y habrían 36 niñas y niños con grados de desnutrición entre moderada, leve o grave, de los cuales entre siete u ocho niñas y niños tenían desnutrición grave, todos menores de cinco años de edad, informó la CIDH.

La comisión también recibió información de 14 mujeres embarazadas, entre las cuales había entre siete u ocho tenían embarazos de alto riesgo, así como tres personas mayores con hipertrofia prostática, la cual requería tratamiento médico.

Aunado a las condiciones anteriores, la CIDH tuvo conocimiento sobre denuncias de amenazas e intimidación por los efectivos del Ejército guatemalteco que resguardan su antigua comunidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo