Expresidente del Congreso Pedro Muadi se fracturó el brazo en la cárcel

Empresario fue trasladado de la cárcel Mariscal Zavala a la Torre de Tribunales para la audiencia del caso “Plazas fantasma”.

Por Kenneth Monzón

El empresario y expresidente del Congreso Pedro Muadi Menéndez se fracturó uno de los brazos en la cárcel militar Mariscal Zavala. El accidente ocurrió la semana pasada cuando practicaba deporte.

Muadi, sindicado en el caso “Plazas fantasma”, fue trasladado desde la cárcel a la Torre de Tribunales. Se le pudo observar un cabestrillo azul en el brazo izquierdo.

“Tuve un leve accidente cuando practicaba deporte. El brazo se me rompió en varios pedazos”, mencionó Muadi, quien presidió el Organismo Legislativo en 2013.

Juez emplaza a la Fiscalía

Junto con el exlegislador del extinto Partido Patriota (PP) comparecieron 29 sindicados del caso al Juzgado Undécimo Penal que dirige Eduardo Cojulum. Se tenía previsto la discusión de la etapa intermedia y saber si son enviados a un debate.

Durante la audiencia el fiscal señaló que había que hacer algunos cambios en la redacción de la acusación. Entonces el juez Cojulum suspendió la audiencia y emplazó al ente acusador para que “en un plazo de tres días” entregue el documento con los cambios realizados.

“La audiencia se hará el 25 de julio de 2017 a las 8 horas”, explicó el juez Cojulum.

Es la segunda oportunidad que se suspende. El 6 de marzo de 2017 no se realizó por acciones legales pendientes.

El caso

Muadi fue detenido el 29 de octubre de 2015 luego que le despojaran de su inmunidad. La Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) plantearon la investigación por la autorización de plazas anómalas y la sustracción de fondos del Congreso.

El exlegislador tenía asignado un grupo de seguridad personal de 15 guardias, integrado por personal de la empresa privada de seguridad Grupo SIS, S. A., cuyos miembros devengaban un sueldo de Q5,000.00, pagado por dicha compañía.

Para desviar fondos de la institución el primer paso consistió en ofrecer a los integrantes de su equipo de seguridad un pago extra de Q2 mil a su salario, los cuales serían pagados con fondos del Congreso, por ello cada uno debería firmar un contrato por un sueldo de Q8 mil. El desvío fue de Q630 mil aunque una investigación detalla que fue millonaria.

Una vez aceptadas las condiciones del ofrecimiento, Claudia María Bolaños Morales (condenada a 17 años de prisión y el pago de Q3 millones 663 mil 966.77 el 7 de junio de 2016), secretaria de la empresa Productos Servicios y Equipos, S.A., propiedad de Muadi Menéndez, abrió cuentas bancarias. Con los depósitos Bolaños les depositó Q2 mil mensuales a cada guardia de junio de 2013 a enero de 2014.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo