Secretaría de Bienestar Social responde a peticiones de internos de Las Gaviotas

Los internos del centro correccional exigen visitas conyugales, no utilizar uniformes y mejoras en la alimentación, entre otros temas.

Por Álvaro Alay

Ayer se registró un motín en el centro correccional Las Gaviotas, en el cual algunos de los internos lograron salir de las instalaciones y se trasladaron a inmuebles aledaños. Además, se localizaron tres adolescentes fallecidos.

De acuerdo con los internos, realizaron la revuelta como una forma de denunciar que son víctimas de maltratos de parte de trabajadores del centro y que reciben en mal estado.

Además, accionaron de esa forma para hacer ciertas peticiones a las autoridades, entre estas, tener visitas conyugales, no utilizar uniformes y mejorar la alimentación.

Sobre este tema se refirieron hoy la titular de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), Cándida Rabanales; y el subsecretario de esa entidad, Vladimir López.

Con relación a las solicitudes de los internos, López explicó que se ha estado trabajando en ello y se han tenido cambios sustanciales y significativos.

Postura de la Secretaría

  • Atención a los internos

“Nosotros estamos en el estricto cumplimiento de los derechos humanos”, afirmó López en cuanto a las denuncias de supuestos maltratos a los internos.

Añadió que con apoyo de organizaciones civiles, la SBS brinda capacitación en esa materia al personal para evitar que se den situaciones de malos tratos. También se realizan trabajos de sensibilización, dijo.

  • Alimentación

Los adolescentes afirman que se les da “comida shuca” y que eso los hace enfermarse.

Con relación a esas denuncias, el funcionario explicó que se realiza un proceso de supervisión del alimento diario en los tres tiempos y toda la semana, y que se ha constatado que se no se les entrega comida en mal estado.

“Incluso se les da leche deslactosada con el cereal del desayuno”, afirmó el subsecretario. De igual forma, indicó que cuentan con una nutricionista para que verifique y evalúe los procesos alimenticios y menús.

“El equipo de monitores hace una prueba antes de entregarlo. Ellos se alimentan también con eso para poder establecer si va en mal estado”, expuso López.

Aunque consideró que comer lo mismo puede ser tedioso y quizá por eso ellos hablan del cambio de alimentación.

Recordó que fue tan solo un día en que el pollo llegó en mal estado al correccional, pero aseguró que no se les entregó a los adolescentes.

“Se cambió el almuerzo y se levantaron todos los procesos administrativos, pero ellos no recibieron la alimentación ese día. Hay actas donde consta esto”, indicó López.

 

  • Supuesto encierro

Los jóvenes internos afirman que no se les permite salir a tomar el sol y que los mantienen encerrados las 24 horas.

Ante esto, López detalló que están enfocados en darles procesos de reinserción y resocialización a los adolescentes, y que para ello se busca incrementar los equipos de trabajo con la contratación de personal. Aunque no especificó en qué horarios salen de las habitaciones los menores.

  • Uniforme

Y, sobre el retiro del uniforme, explicó que tienen establecidos normas y reglamentos que rigen a la SBS para la protección de los adolescentes privados de libertad, las cuales establecen que se les deben brindar las prendas adecuadas para garantizar su salud.

  • Visitas conyugales

“Queremos visitas conyugales” gritaban ayer los internos desde el techo del centro correccional. Y esta fue la respuesta de la SBS a ello:

“Nosotros no podemos hacer eso, porque los centros son para menores y adolescentes y no se tiene dentro de la Ley de Protección Integral de Niñez y Adolescencia esa facultad”.

  • Traslados

Los inconformes también solicitaron ayer ser traslados a otras áreas y correccionales, aunque no dijeron a cuáles específicamente.

López expuso que se está haciendo el trabajo para que los adolescentes estén internados de acuerdo a su concepto de delito, edades y rangos, para establecer cómo van a ser trasladados.

  • Familiares

Sus familiares que los visitan sufren maltratos y son revisados exhaustivamente, incluso desnudados, dicen los internos. Pero López explicó que trabajan bajo controles para garantizar la seguridad de los adolescentes y el personal, así como el ingreso de objetos prohibidos.

“No todos llevan ilícitos (los visitantes), pero hemos detectado casos en donde personas llevan droga o chips de teléfonos dentro de sus genitales, por eso se mantiene el proceso de revisión de las visitas”, añadió López.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo