“La sociedad revela agotamiento en la lucha contra la corrupción”, dice experto

Por Nancy Alvarez

Este miércoles en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, se hizo un análisis de las declaraciones brindadas ayer como anticipo de prueba por Salvador González, alias “Eco”, quien es colaborador eficaz en el caso Cooptación del Estado.

Los invitados en cabina fueron Claudia Villagrán, analista política; y Manuel Villacorta, doctor en sociología política.

Instituciones solas

Ambos expertos resaltaron la necesidad de “no dejar solas” a las instituciones que trabajan en el combate a la corrupción e impunidad en el país, entre estas mencionaron al Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

Además, señalaron que la sociedad civil, cooperación internacional, la academia, empresarios y demás sectores deberían continuar trabajando a favor de esa lucha.

“No podemos dejar solos a quienes están haciendo el esfuerzo”, mencionó la analista. Y Villacorta indicó que “han dejado solos al MP y la CICIG”.

Testimonio confirma información

En cuanto a las declaraciones, Villagrán consideró que lo dicho por González corrobora una serie de información que estaba a nivel de “rumor”.

“Lo que ha hecho es materializar con evidencia que cada una de las pruebas presentadas en el juzgado”, expresó.

 

Mientras que para Villacorta, se mostró la existencia de un “sistema sofisticado para lavado de capitales con empresas que construyeron de forma lícita, desviando el sentido de las mismas”.

Por aparte, con relación a lo dicho por “Eco” acerca de que se le puso “precio a su cabeza” y que se ofrecieron Q200 mil a quien le diera muerte en el interior de la cárcel Pavoncito, Villagrán consideró que refleja dos aspectos.

“Se ponen sobre la mesa los temores que tienen los involucrados que sabían que podía salir su nombre en la lista de los sospechosos. Y además, se ve lo fácil que es para alguien con intereses no legítimos poner en riesgo la vida de una persona en Guatemala”, explicó la analista.

Procesos son lentos

A criterio de Villagrán, los sistemas judiciales en términos generales en el mundo son lentos, aunque en Guatemala hay dos factores que inciden en que sea aún más tardado: la poca posibilidad que tienen los jueces de cumplir los plazos debido a la saturación de casos; y el uso abusivo de recursos (amparos y apelaciones).

Villagrán destacó que “ese esfuerzo que hacen las instituciones de poner en evidencia y llevar ante la justicia a las redes de corrupción lo deberíamos seguir apoyando el tiempo que dure”.

En tanto, Villacorta señaló que el lento avance en los diferentes casos que se ventilan en los Tribunales refleja que el Organismo Judicial (OJ) “no es un ente depurado, hay todavía estructuras operando que retrasan los procesos para agobiar a la población haciéndole sentir que no se avanza”.

Si en el OJ “se hubiera dado ya un proceso de depuración y tecnificación se tendría un sistema eficiente, activo y ecuánime, y por lo tanto, sin duda se hubiese avanzado más rápido”, dijo Villacorta.

Agotamiento social

De acuerdo con Villacorta, la sociedad guatemalteca está revelando un agotamiento con relación al proceso de la lucha contra la impunidad y la corrupción, pese a que la población ha mostrado apoyo al tema de investigación de casos de este tipo.

“La sociedad siente que estos procesos son demasiados prolongados, que se está abusando del amparo y la recusación de los jueces y que se está convirtiendo en una acción de tipo mediático. Por ello está mostrando desencanto y agotamiento”, indicó Villacorta.

Añadió que este situación no es culpa del MP y la CICIG, “pues esas entidades están haciendo lo que pueden”.

A criterio del experto, “una lucha prolongada contra la corrupción, la van a ganar los corruptos”.

“La lucha contra la impunidad debe apuntalarse antes de que el agotamiento nos gane”, resaltó el experto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo