Shailene Woodley protagoniza un filme de supervivencia que no debes perderte

La actriz estadouniense Shailene Woodley conversó con Publinews Internacional acerca del filme "Adrift", de su comodidad con las escenas de desnudos en el cine y de su preferencia por las heroínas "sin capa".

Por Publinews Internacional

Después de ausentarse de la pantalla grande durante dos años, Shailene Woodley está de regreso con la cinta "Adrift" ("A la deriva", en Latinoamérica), dirigida por el cineasta Baltasar Kormákur y que ya puedes ver en las salas guatemaltecas.

La actriz ha conseguido papeles con los más experimentados de Hollywood; además de ganarse una reputación como activista, y todo a los 26 años. En este regreso al cine hace el papel de Tami Olham, un personaje real que vivió una experiencia en el mar.

Otra entrevista que puede interesarte: Alicia Machado revela lo que piensa de aparecer en “Luis Miguel, la serie”

¿"Adrift" es un tipo de acción que no habías hecho?

Me enamoré de la historia porque es tan raro hacer una historia de supervivencia y amor al mismo tiempo. Además aplaudo las cintas que se arriesgan a tener heroínas reales, no salidas de los cómics. Hacer este filme me llevó a los límites, porque todo fue filmado en el agua, pero sobre todo en el mar abierto, donde estás a merced de la naturaleza.

Tuve que dejar de cenar y aprender a comer cosas sin sabor, fue como limpiar el alma y el cuerpo de los excesos y lujos. Hay muy pocas películas –si es que las hay– de mujeres contra la naturaleza.

También puedes leer: Todo lo que sabemos sobre la precuela de “Game of Thrones”, hasta ahora

¿Cómo fue trabajar con Sam Claflin?

Tal vez parezca un cliché de Hollywood al decir que me llevé muy bien con Sam. Nos dimos cuenta que tenemos muchas cosas en común, que nos gusta estar con la familia. Me sentí afortunada de trabajar con él porque es profesional y cariñoso. Ahora te puedo decir que es un amigo, que te brinda esa amistad que te hace sentir como en casa, porque vivimos cosas muy fuertes durante la filmación.

hey CHLOE. #adriftgoesLONDON

A post shared by shailene woodley (@shailenewoodley) on

¿Tuviste oportunidad de conocer a la verdadera Tami?

¡Sí! Es una mujer fuerte, abierta y me dio muchos detalles para mi proceso para interpretarla en la película. Lo que más me sorprendió fue cuando me dijo que había esperado más de 30 años para que alguien se interesara en la experiencia que vivió.

Su libro se convirtió en una especie de biblia para todos los involucrados. Soy muy curiosa y no me gusta quedarme con ninguna duda, por eso fue una bendición tenerla cerca.

Hay una escena que ha dado mucho de qué hablar, ¿cómo la viviste?

Es raro que hoy en día la gente se siga sorprendiendo por este tipo de escenas. La desnudez en cualquier película es una cuestión de la historia y no de pornografía. No es mi primer desnudo, así que me sentí bien y sin miedo al hacerlo, porque se hizo más sensual que sexual y eso cambia la visión al ver un cuerpo sin ropa.

¿Tuviste miedo?

No tuve miedo en las escenas, pero filmar en el mar impone y mucho. Estás a expensas de la naturaleza y nunca sabes cómo va a terminar. Pero debo ser sincera, vomité mucho arriba del barco y eso sí me dio miedo [risas].

Eres una mujer que alza la voz ante las injusticias, ¿ya ves un cambio?

Sí he visto cambios, Hollywood no es perfecto y eso salió a la luz con el movimiento #MeToo. El acoso, las injusticias, la falta de respeto y la violencia siempre deben condenarse. El hecho de que tantas mujeres se sientan seguras de compartir historias en sus comunidades personales es un gran paso.

Texto: Gabriela Acosta Silva/Publinews Internacional

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo