Filtran el contrato que firmará la madre de alquiler del tercer hijo de Kim Kardashian

Kim Kardashian y Kanye West optaron por un vientre de alquilar para tener un tercer hijo y este es el exigente contrato que firmará la madre subrogada.

Por Ana Lucía Valladares

Desde hace un tiempo, Kim Kardashian ha expresado su interés por tener un tercer hijo. Tanto así que se ha sometido a diferentes operaciones para que su vientre pueda resistir otro embarazo debido a que la socialité padece de placenta accreta.

Esta condición es una enfermedad en la que hay una excesiva adherencia de la placenta a la pared uterina y causa hemorragias vaginales impidiendo que óvulo fecundado se implante en el útero.

Pero ante los constantes fracasos de estos métodos, la estrella de televisión y su esposo, Kanye West, decidieron optar por una madre de alquiler.

Según el portal de TMZ, la pareja ya llegó a un acuerdo con una agencia para que una mujer geste al nuevo descendiente de la familia a través de la maternidad subrogada.

Besties

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

El riguroso contrato

Kim y Kanye pagarán 45 mil dólares, en 10 mensualidad, a la mujer que lleve en su vientre al tercer hijo de la pareja.

La madre subrogada recibirá un total de 4,500 dólares al mes por prestar su cuerpo para gestar al nuevo heredero de la polémica familia.

En caso de que la mujer geste gemelos, Kim y Kanye pagará 5 mil dólares extra por cada bebé.

El contrato también contempla un posible aborto durante los primeros meses en el cual la madre subrogada recibirá únicamente 4 mil dólares en total.

Happy Fathers Day 💙

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Mientras tanto, la familia West Kardashian ya pagó un abono a la agencia de vientres de alquiler un total de 68.850 dólares. En caso de que el embarazo culmine exitosamente, la pareja recibirá de regreso 23.850 dólares.

Pero este contrato no solo habla de cuestiones económicas, sino también el estado de salud de la madre subrogada. La mujer que geste al futuro hijo West Kardashian no podrá fumar, beber o ingerir drogas durante el embarazo. Tampoco podrá mantener relaciones sexuales en las semanas previas al embarazo ni las tres semanas posteriores a la implantación del embrión.

Incluso, la madre no podrá ir a saunas, subir al metro, teñirse el cabello, comer pescado crudo, tomar más café del permitido, tocar arena para gatos, entre otros términos, para proteger la gestación de la toxoplasmosis.

Sin importar de que el bebé tenga alguna enfermedad congénita o alguna anormalidad, Kim y Kanye tienen la obligación de asumir las responsabilidades del pequeño en su totalidad.

Easter 2017

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo