Luka Modrić pasó de ser un refugiado de guerra al mejor jugador del Mundial

Kylian Mbappé y Thibout Courtois también recibieron reconocimientos especiales en Rusia.

Por Reina Damián

La historia de Luka Modrić no podía ser más conmovedora, pues pasó de ser un refugiado de guerra y pastor de cabras, a ser elegido como Balón de Oro del Mundial. Mbappé y Courtois también fueron premiados.

Así, Modrić recibió este domingo el trofeo que lo acredita como el Mejor Jugador del Mundial, a pesar de haber perdido en su último enfrentamiento contra Francia, 4-2. Mientras que Kylian Mbappé fue elegido como Mejor Joven y Courtois, Guante de oro.

Foto: AFP Foto: AFP

El reconocimiento a Modrić no es para menos, pues el cerebro del Real Madrid condujo a Croacia, un país de poco más de 4 millones de habitantes y que ganó su independencia hace solo dos décadas, a una final histórica, su mayor hazaña en los Mundiales.

Foto: AFP Foto: AFP

La historia de Modrić toma relevancia después de haber tenido una infancia muy dura. Pues a los 5 años pastoreaba cabras con su padre, quien luego murió, y él se convirtió en un refugiado de la guerra de Yugoslavia, algo que marcó su niñez, pero que no le impidió realizar sus sueños, aunque quizá nunca imaginó convertirse en Bota de Oro de un Mundial.

El Balón de Oro del Mundial es un premio elegido por los miembros del Comité Técnico de la FIFA, que lo componen cinco miembros: el holandés Marco Van Basten, el brasileño Carlos Aoberto Parreira, el exseleccionador Bora Milutinovic, el nigeriano Emanuel Amunike y el escocés Andy Roxburgh.

Otro de los galardones fue para el inglés Harry Kane, que con seis anotaciones, terminió como el máximo goleador del torneo.

Busca nuestro especial del Mundial Rusia 2018 en www.publinews.gt y ¡Vive al máximo esta fiesta del futbol con lo más importante de las noticias!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo