El adiós de Usain Bolt cada vez más cerca

El plusmarquista jamaiquino, Usain Bolt, de 30 años, pone fin a su carrera profesional como corredor, quedando en las historia como uno de los más grandes atletas.

Por AP

El hombre que reescribió los libros de récords y salió al rescate de su deporte se despide, hablamos de Usain bolt. Sus sprints en los 100 metros y en el relevo 4×100 de Jamaica en el Mundial de atletismo, que arranca el próximo viernes, deben terminar con otro par de medallas de oro.

¿Quién será su heredero?

“Debe ser alguien que esté dominando, y ahora mismo nadie lo hace”, dijo Michael Johnson, ex plusmarquista mundial de los 200 y 400 metros, y considerado la máxima figura del atletismo en la década de 1990. “Se necesita alguien que tenga ese elemento especial que él tiene, en cuanto a personalidad y presencia. No vamos a contar con eso”.

Aunque no se retira invicto, Bolt puede presumir de algo singular: Ser un atleta que nunca perdió en las citas de mayor magnitud. Y con su don para entretener al público, sumado a su extraordinaria velocidad, su gusto por los McNuggets de pollo para cenar, su pose con el brazo izquierdo extendido, se cargó encima a un atribulado deporte, haciéndolo atractivo y relevante.

Desde que su era de dominio empezó en 2008, Bolt arrasó en los Juegos Olímpicos, nueve de nueve. en los 100, 200 y el relevo corto, le despojaron de una de esas medallas debido al positivo por dopaje de un compañero de la posta en 2008. Se aburrió de fijar récords mundiales en las tres pruebas. Sus marcas de 19,30 y luego de 19,19 segundos en los 200 metros fueron consideradas imposibles de eclipsar. Se planteó bajar de los 19 segundos en Río de Janeiro el año pasado, y al quedarse corto, quedó claro que esa barrera estará intocable durante varios años.

Londres 2012, la cúspide de su nivel

En los mundiales, la única “derrota” de Bolt fue en 2011, cuando fue descalificado por una salida en falso en los 100 metros. Su compatriota Yohan Blake ganó el título ese año, al igual que en los campeonatos nacionales en los 100 y 200 durante los meses previos a los Juegos de Londres. De vuelta a Londres cinco años después, Blake está en un segundo plano.

Cuando acudió a Londres para los Juegos Olímpicos en 2012, Bolt ostentaba todos los récords, pero era visto como vulnerable por su salida en falso, una larga lista de lesiones persistentes y sus derrotas ante Blake.

Bolt celebra tras ganar una prueba de 200 metros AP

Al irse de la capital británica, Bolt se declaraba como el más grande de todos los tiempos. Cuatro años después, dijo que ese era su objetivo: “codearme con Alí y Pelé”, señaló.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo