Caso de joven futbolista que se desplomó en plena cancha tiene un trágico desenlace

El talentoso mediocampista holandés sufrió una arritmia cardíaca durante un partido amistoso en Austria.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

El Ajax de Ámsterdam ha confirmado este jueves una de las peores noticias para el mundo del fútbol. El joven futbolista Abdelhak Nouri, una de las perlas del equipo holandés, sufre daños cerebrales "graves y permanentes" que trágicamente han puesto fin a su carrera como deportista.

Durante un partido amistoso disputado el sábado en Austria, el talentoso mediocampista de apenas 20 años sufrió una arritmia cardíaca que provocó que se desplomara en plena cancha. Tras caer al suelo, fue asistido por los servicios médicos, quienes fueron capaces de reanimarle, y más tarde fue llevado en helicóptero a un hospital.

Tristemente, y después de varios días de informar a los seguidores sobre el estado de salud del jugador, el Ajax explicó que gran parte del cerebro de Nouri no funciona y que la posibilidad de recuperación de dichas funciones es "nula".

Según los doctores, esta falla podría haber sido causada por la falta de suministro de oxígeno al cerebro.

"El Ajax siente una gran tristeza por la noticia de que 'Appie' (como es cariñosamente apodado) Nouri ha sido diagnosticado con graves y permanentes lesiones cerebrales. Nuestros pensamientos y oraciones van para él y su familia en estos momentos difíciles", escribió el club nerlandés en su cuenta de Twitter.

El pasado lunes, el Ajax había anunciado que el corazón del joven futbolista funcionaba de forma normal y que no parecía presentar ningún daño.

Desde el centro sanitario, la familia de Nouri agradeció los mensajes de apoyo y pidió a los aficionados del club oraciones para el joven.

Pancarta en apoyo a Nouri Pancarta con la leyenda "Aquí late un corazón del Ajax. Sigue luchando, Appie". Foto: AFP

Tristeza en Ámsterdam

Edwin van der Sar, exfutbolista y director general del Ajax, lamentó la noticia y manifestó su apoyo a la familia del jugador.

"Abdelhak es un gran talento, por desgracia nunca sabremos hasta dónde podría haber llegado (…) Es horrible. Nos compadecemos del dolor de sus padres y hermanos. Para ellos, el dolor es indescriptible".

Se espera que el joven sea trasladado pronto Ámsterdam para quedar al cuidado de sus seres queridos.

Larga lista de tragedias

El caso de Abdelhak Nouri es el último de una serie de casos de futbolistas que han sido víctimas de anomalías cardíacas en el terreno de juego.

Apenas el mes pasado, el mediocampista marfileño Cheick Tioté murió durante un entrenamiento con su equipo de la segunda división de china. Tenía 30 años.

En mayo del año pasado, el camerunés Patrick Ekeng, quien jugaba para el Dínamo de Bucarest rumano, falleció siete minutos después de haber ingresado a la cancha.

En 2004, el húngaro Miklos Feher perdió la vida a los 24 años durante un partido con el Benfica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo