El presidente, Jimmy Morales, informó que luego de dar a conocer la situación a las partes involucradas, entre ellas las autoridades de la Empresa Portuaria Quetzal, se tomará la decisión de declara nulo el contrato que el Estado firmó con la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

"Nosotros vamos a pelear con todo los intereses del estado guatemalteco" dijo Morales, quien agregó que ya fue dada a instrucción a la Procuraduría General de la Nación (PGN).

El mandatario enfatizó que "Guatemala no puede seguir pagando los platos rotos por gente que ha participado en actos corruptos”.

El gobierno también analiza otras acciones junto a la nulidad del contrato.
 

Por el caso del supuesto soborno que habría pagado TCQ para que se firmara el compromiso con el gobierno se lleva un proceso penal que está aún en audiencia de primera declaración.