Entre las propuestas que analizará el presidente Jimmy Morales respecto al usufructo con la empresa Terminal de Contenedores Quetzal, S.A. (TCQ), son solicitar por medio de la Procuraduría General de la Nación una intervención y embargo de los bienes, según comentó el comisionado de Desarrollo Humano, Competitividad e Infraestructura, Enrique Godoy.

La medida fue planteada durante una citación de la bancada Unidad Nacional de la Esperanza donde estuvieron el ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, representantes de la PGN y de la Contraloría General de Cuentas.

Godoy agregó que en caso de solicitarle la intervención ya sea en el juzgado Sexto o en el de Mayor Riesgo B a cargo de Miguel Gálvez, será una medida precautoria, mientras está el proceso de nulidad.

A la vez, otra de las opciones puede ser la extinción de dominio de las acciones de TCQ, en caso de que se compruebe que los recursos fueron mal habidos.

Si hay una decisión absoluta es que se va a proceder a la nulidad, pero es un proceso que puede llevar entre cinco y ocho años, por lo que la medida de intervención es de corto plazo para no perder la operación de un activo”, mencionó el titular de Finanzas.

Estrada explicó que las decisiones que se tomarán es evitar generen contingencias legales en el futuro para el presidente u otro funcionario.

El representante de la Procuraduría mencionó que esperan las decisiones del Ejecutivo para iniciar con el proceso de anular la concesión.