Después de la tragedia que vivió Lionel Messi en la final de la Copa América Centenario y a 5 mil 842 kilómetros de distancia, el otro astro, Cristiano Ronaldo, veía cómo se reforzaban sus esperanzas de quedarse con el que sería su cuarto Balón de Oro.

"La Pulga" que tiene el récord de Balones de Oro, con cinco (2009, 2010, 2011, 2012 y 2015), ante tres de Cristiano Ronaldo (2008, 2013 y 2014), llegaba a la Copa América con un doble objetivo, primero guiar por fin a la albiceleste hacia un gran título y segundo, hacer puntos para ser considerado como el mejor jugador del planeta, una lucha constante que mantiene con CR7.

Messi y Ronaldo siempre han sido favoritos al Balón de Oro.

Al final no logró ninguno de los dos objetivos, después de la caída de Argentina y de haber fallado un penalti decisivo, Leo se desmoronó, y minutos después dio un "no" a la albiceleste, hizo el anuncio sorpresa de la noche al comunicar que renunciaba a su selección.

Por el otro lado, Cristiano Ronaldo, que se prepara para encarar los cuartos de final de la Eurocopa ante Polonia, llegaba con ventaja después de la temporada europea de clubes. Messi triunfo con el Barcelona en la Liga española y la Copa del Rey, pero el luso guió al Real Madrid al título de la Champions.

Messi y Ronaldo siempre han sido favoritos al Balón de Oro.

Y por si fuera poco, CR7 terminó como el máximo goleador de la gran cita continental con 16 dianas, a una del récord de 17 que él mismo estableció hace dos temporadas.

Las grandes competencias de selecciones con muy tomadas en cuenta habitualmente en las votaciones para el Balón de Oro, y Leo tenía una gran oportunidad para poder ganar terreno y darle batalla a Ronaldo, en su misión de ganar su sexto Balón de Oro.

Messi y Ronaldo siempre han sido favoritos al Balón de Oro.

AFP

Foto:

Y a pesar de que el uruguayo Luis Suárez es otro posible candidato luego de haber ganado la Liga y la Copa con el Barcelona y liderar la tabla de goleo del torneo español, vio disminuidas sus posibilidades al no poder competir por lesión, en la Copa América Centenario.