Las leyendas guatemaltecas: un tesoro de la tradición oral y que evolucionan

Todos los guatemaltecos conocen a La Llorona, el Cadejo, la Siguanaba y el Sombrerón; en esta nota recordamos las más conocidas.
Publicidad

Las leyendas de Guatemala son tesoros de la tradición oral, transmitidas de generación en generación, y que han quedado plasmadas en el imaginario colectivo. Al mismo tiempo aterradoras e interesantes, son joyas culturales que preservan creencias, y que a su vez juegan con el misterio de lo sobrenatural.

Llenas de realismo mágico y magníficos personajes, las leyendas no han desaparecido. El doctor Aníbal Chajón, investigador del Centro de Estudios Folclóricos de la Universidad de San Carlos de Guatemala, contó en entrevista a Publinews más acerca de esta tradición oral. Ahora, aunque las redes sociales acaparan mucha atención, a su parecer el espíritu de transmitir leyendas se conserva.

Aunque ‘La llorona’, ‘El cadejo’ o ‘El sombrerón’, son las más reconocidas, las leyendas tienen la particularidad de contar orígenes o están basadas según la comunidad. Al ser uno de los recursos culturales más importantes de todos los pueblos, las leyendas permitieron la transmisión de ideas y de valores de una generación a otra.

Si alguna vez has escuchado la expresión ‘Eso te pasa por don Chebo’, se trata de una palabra que ya es parte de vocabulario de los guatemaltecos y se refiere a una persona ingenua. La historia, que se convirtió en leyenda, es sobre don Eusebio Ibarra, quien cabalgó entre la leyenda y la realidad, ya que hay constancia de que vivió en Xelajú del siglo XIX (1837-1917), y de quien se conserva su tumba en el cementerio general de Quetzaltenango.

La Llorona

La Llorona es, quizá, la leyenda más popular de Guatemala. Se le describe como una mujer con cabello largo y negro, vestida de blanco y con el rostro cubierto por un velo. Camina muy despacio y se aparece especialmente en lugares donde hay agua.

La historia cuenta que, tras perder a sus hijos, vaga por las calles, sollozando envuelta en una búsqueda interminable. Se cree que quienes tienen el infortunio de oír sus lamentos, los escuchan cerca cuando ella se encuentra lejos, y lejos cuando ella se encuentra cerca y que busca “ganarse las almas” de quienes la ven.

Leyendas de Guatemala | La Llorona
Municipalidad de Guatemala / Espectáculos Policromía

El Cadejo

El Cadejo es un espíritu que toma la forma de un perro, a veces negro y a veces blanco, que acompaña a las personas, ya sea para protegerlas o para intentar ganarse su alma.

La leyenda dice que si la persona sale de noche por algo bueno, el que la seguirá será el Cadejo Blanco, y que este la protegerá. Pero si en cambio, esta sale de noche para hacer cosas malas (como para embriagarse, por ejemplo) lo seguirá el Cadejo Negro.

Además, se cree que si el hombre ebrio se encuentra al Cadejo y deja que este le lama la boca, jamás podrá volver a estar sobrio, y entonces el espíritu lo seguirá durante nueve días hasta que finalmente el hombre muera.

Leyendas de Guatemala | El Cadejo
Municipalidad de Guatemala / Espectáculos Policromía

La Siguanaba

La Siguanaba, según la leyenda, se le presenta a los hombres infieles, en áreas solitarias, especialmente en barrancos, y que los atrae para luego dejarlos caer al vacío y así ganarse su alma.

Se le describe como una criatura mitológica, con cuerpo de mujer mujer y cabello largo, pero que al observarse de cerca se descubre con un inquietante rostro de caballo que lleva a sus víctimas a la locura y luego a la muerte.

Leyendas de Guatemala | La Siguanaba
Municipalidad de Guatemala / Espectáculos Policromía

El Sombrerón

Según la tradición oral, el Sombrerón recorre los barrios de Guatemala con el propósito de encontrar y enamorar a mujeres, especialmente jóvenes y de ojos grandes y cabello largo.

Se dice que, acompañado de su guitarra, les canta y les baila, y una vez que las ha atrapado, les trenza el cabello, las persigue y no las deja comer ni dormir, haciendo que enfermen y mueran.

Se le describe como un ser de estatura pequeña, vestido de negro y con un cinturón brillante, además de un enorme sombrero que no deja ver su rostro, ni tampoco sus intenciones, así como botas que hacen mucho ruido al caminar.

Municipalidad de Guatemala / Espectáculos Policromía

También se le conoce como “Tzitzimite”, que significa “duende”.

Aprende más sobre las leyendas guatemaltecas aquí:

Contenido patrocinado por:

(Visited 371 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO