Levanta tus glúteos y tonifica tus muslos con estos ejercicios

Que la pandemia no le pase factura a tu cuerpo. Para estas rutinas de ejercicios no necesitas de un espacio amplio. ¡Ponte en práctica!
ejercicios

Estos ejercicios no sólo te ayudarán a tonificar tus muslos y evitar la acumulación de grasa sino que también pondrán a trabajar otras áreas de tu cuerpo. No es que sean fáciles, pero no necesitas ir a un gimnasio o pagar por aparatos costosos. Tampoco necesitas equipo pesado o invertir todo el día.

Intenta llevar esta rutina a cabo al menos 3 veces por semana entre 30 y 40 minutos. Recuerda que la constancia es lo más importante. No olvides calentar antes de hacer cualquier circuito de ejercicios.

Plié Squat

  • Comienza parada, colocando los pies un poco más abiertos que lo ancho de los hombros. Deben estar hacia afuera, de manera que los muslos internos miren hacia adelante. Manten las manos cruzadas frente al pecho.
  • Coloca la pelvis debajo y baja en una sentadilla con las piernas anchas. El objetivo es colocar los muslos paralelos al piso. Regresa al inicio. Esa es una repetición.
  • Haz 15 repeticiones y luego continúa con tu próximo movimiento.

Estocadas inversas con elevaciones de rodilla

  • Comienza parada con los pies separados al ancho de los hombros.
  • Da un paso hacia atrás con el pie izquierdo, aterriza sobre la punta del pie y dobla las rodillas para crear dos ángulos de 90 grados.
  • Empuja a través del talón derecho para volver a ponerse de pie. Mientras te levantas, empuja tu rodilla izquierda hacia tu pecho.
  • Repite en el otro lado.

Sigue el ejercicio con desplantes laterales

  • Párate con los pies separados al ancho de las caderas.
  • Da un gran paso a tu derecha. Dobla la rodilla derecha y empuja los glúteos hacia atrás, manteniendo la pierna izquierda recta. Mantén el pecho levantado y el núcleo apretado.
  • Repite del otro lado.

Apertura lateral de cadera (fire hydrant)

Este movimiento es genial para los muslos externos, caderas y glúteos laterales. Asegúrate de mantener tu peso distribuido uniformemente entre tus manos y rodillas.

  • Ponte en posición de cuatro con tus manos y rodillas extendidas al suelo.
  • Inhala mientras levantas una pierna para que formes un ángulo de 90 grados con respecto a la otra pierna. Mantén la rodilla doblada.
  • Baja lentamente la pierna hacia abajo. Debes evitar que tu rodilla toque el piso antes de levantarla nuevamente.
  • Haz este movimiento 15 veces
  • Repite en el lado opuesto.

 

Puede desuscribirse en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos.