Guatespantos: “Los que trabajan en esa morgue dicen que han visto niños”

Gilberto Soto, fundador del grupo Guatespantos, conversó con Publinews sobre las experiencias paranormales que él y su equipo vivieron durante una oscura investigación en la morgue del Hospital General San Juan de Dios.

Por Carlos Alfredo Ordoñez

Nunca imaginé tener la sensación que tuve en esa investigación”. Con esa frase inició Gilberto Soto, fundador del grupo Guatespantos, su relato sobre una de sus más recientes investigaciones, calificada por él mismo como “oscura”, y realizada en la morgue del Hospital San Juan de Dios.

A pocos días de que se celebren las fiestas de Halloween y el Día de Muertos, Gilberto, con más de diez años de trayectoria en el campo de la parasicología, conversó con Publinews sobre la inquietante experiencia que tanto él como su equipo vivieron durante esas horas dentro de la morgue.

La investigación estaba programada para finalizar a la 01:00 de la madrugada, pero terminamos como a las 23:00 (…) Yo ya no quería estar en ese lugar”, cuenta.

Gilberto y su equipo se habían preparado para realizar la visita; él en especial se encontraba particularmente entusiasmado por la oportunidad, pero su percepción sobre el recorrido por la morgue estaba a punto de cambiar.

Cuando hacemos una investigación de esa magnitud, por los permisos, que nos cuesta mucho conseguir, se trata de algo importante para nosotros. (…) Llegamos al lugar y conectamos las cámaras; yo estaba muy entusiasmado, pero de repente se me bajaron los ánimos (…) le dije a mi equipo que no era normal; me sentía molesto”, relata.

Soto asegura, no obstante, que a pesar de lo que sintió, decidió seguir adelante.

El sitio transmitía una vibra lúgubre, propia de un lugar cuyos pasillos ven pasar decenas de cadáveres todos los días. Soto recalca, sin embargo, que se trata de una morgue “muy limpia”.

La investigación siguió entonces su marcha, y desde el inicio el equipo comenzó a captar cosas extrañas.

Investigación de Guatespantos en la morgue del Hospital San Juan de Dios Gilberto Soto / Guatespantos

Los que trabajan allí dicen que han visto niños

Al hacer un recorrido con el aparato medidor de energías se oyó un ruido”, cuenta Soto, quien explica que esto llamó su atención, pues dicho sonido se produjo dentro de la propia morgue, y no en la calle.

Luego hicimos un recorrido con la cámara térmica y escuché como que había un niño. Me asomé, y de pronto… este cantó”.

Gilberto apunta que tanto uno de los miembros de su equipo como la persona asignada por el hospital para acompañarlos en el recorrido también escucharon el “canto”.

El encargado me dice entonces que a el área de visitas (del hospital) está lejos, y que obviamente a esa hora no hay visitas. En el área de pediatría, además, que esta como a unos 25 o 30 metros, los niños ya están dormidos porque los acuestan temprano”, explica.

Es casi imposible que haya sido un ser vivo el que cantó. Me dio miedo”.

 

Soto fue enfático en decir que varias las personas que trabajan en esa morgue aseguran que han escuchado ruidos o voces, o que han visto siluetas con forma de niños en el lugar.

Hay un pasillo que conecta con un parque donde hay una imagen de una Virgen. Los que trabajan en la morgue dicen que han visto niños allí”.

Y para Gilberto, lo que él y su equipo captaron esa noche en la morgue encaja con los testimonios de los empleados. “Nunca había escuchado algo tan claro”, afirma.

¿Dónde están?

Al seguir con la investigación, Gilberto y su equipo captan más manifestaciones, específicamente en el área donde son depositados los cuerpos.

El spiritbox no funcionó bien en el área donde están las camillas de necropsia, pero cuando pasamos al cuarto donde están los cadáveres se volvió loco”, relata.

Le hice una pregunta directa a un cuerpo, y se escuchó una voz que me preguntó: '¿Dónde están?'”.

Fue allí cuando Soto se cuestionó algo muy inquietante:

Entonces (el cadáver) nos está escuchando, pero no nos está viendo. ¿Por qué? Porque está metido en una bolsa”.

Gilberto Soto, de Guatespantos Gilberto Soto / Guatespantos

Gilberto cuenta también que, en cierto punto de la investigación, sintió cómo su estado de ánimo cambiaba nuevamente.

Me puse muy sentimental. Empecé a pensar cuántos cuerpos habían pasado por ese corredor.

Fue allí cuando Soto decidió parar el recorrido y retirarse, junto a su equipo, de la morgue.

Fue una investigación muy oscura (…) Tuve la sensación de que no era bienvenido en ese lugar (…) escuchar una voz que no tiene cuerpo da miedo”.

Esta y otras investigaciones paranormales las puedes encontrar en el canal de YouTube de Guatespantos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo