Día del orgasmo femenino: lo que dice de la ciencia de sus beneficios, tipos y fases

¿Por qué celebrar un día para el orgasmo femenino? ¿Cuáles son las claves para un orgasmo seguro? ¿Cómo tener orgasmos múltiples?

Por Ivonne Gordillo

Con el objetivo de hablar abiertamente sobre la sexualidad surgió el Día mundial del orgasmo femenino.

El concejal de un pueblo brasileño denominado Esperantina, Arimateio Dantas, impulsó una ley para defender el placer sexual en las mujeres, estudiarlo y abordarlo.

Desde 2006, se conmemora el 8 de agosto como el Día Mundial del Orgasmo, dicen que en Noruega hay feriado y en Dinamarca el orgasmo es una obligación.

Ejercicios de Kegel, la mejor rutina de ejercicios para mejorar tus orgasmos

Los músculos pubocoxígeos no se ven, pero se sienten. Al ejercitarlos puedes controlar y aumentar el placer, tanto para ti como para tu pareja.

Abordar la sexualidad

Con el objetivo de hablar abiertamente sobre el tema, las virtudes del orgasmo y de una vida sexual activa y efectiva, un equipo de expertos de la División Ginecológica del Hospital de Clínicas realizó una encuesta sobre el tema.

El 30% de las encuestadas no experimenta orgasmos, y el 12% nunca tuvo uno, ni sola, ni con sus parejas, así lo explicó Silvina Valente, presidenta de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana.

A nivel mundial, el 30% de las mujeres no alcanza el orgasmo con frecuencia.

Sus beneficios han sido estudiados desde hace algunas décadas. Con un orgasmo se libera la hormona conocida como oxitocina, la cual favorece la relajación. También sale la prolactina al torrente sanguíneo, y eso es lo que conlleva el deseo de besar, acariciar y expresar afecto.

De acuerdo con numerosos estudios, el orgasmo fortalece el sistema inmunológico, alivia los cólicos menstruales, disminuye el estrés, mejora la calidad del sueño y, sin duda, mejora el estado de ánimo.

Tipos de orgasmo femenino

Aunque en un inicio fue el psicoanalista Sigmund Freud quien definió y clasificó los orgasmos, entre clitorianos y vaginales, se han clasificado hasta nueve diferentes clasificaciones.

Los más comunes son los vaginales, el clitoriano y el del tan popular punto G.

Clitoriano: a través de la estimulación del clítoris. Explota a través de la superficie de la piel provocando una sensación de hormigueo que inicia desde la punta de los dedos de los pies.

La postura sexual que intensifica los orgasmos femeninos

Esta postura es muy similar a la del misionero y muy recomendada para potencializar un encuentro sexual.

Punto G: cuando se estimula el punto G, que según algunos estudios solo el 60% de las mujeres lo tiene y conoce, la mujer puede sentir como si necesita hacer pipi, por lo que se suele confundir con la necesidad de orinar.

Según el sitio huffingtonpost.es, esa sensación húmeda es la que antecede la eyaculación femenina, la cual surge en las glándulas parauretrales, que se encuentran en los tejidos esponjosos que rodean la uretra.

También los hay combinados múltiples, a presión, de relajación y de tensión.

Orgasmos múltiples

Hasta hace algunos años se creía que la capacidad multiorgásmica estaba limitada y que no todas las mujeres podían experimentarlos. Lo cierto es que lo único que puede separar a una mujer de una cadena de orgasmos es el desconocimiento de su cuerpo, de su respuesta sexual humana y de sus propios límites.

Una de las técnicas infalibles para conseguir una cadena de placer es elevando al máximo el nivel de excitación. Al estar al punto del orgasmo es necesario detener la estimulación y continuar acariciando zonas menos sensibles para bajar la excitación. Luego, se vuelve a iniciar la estimulación hasta el máximo nivel, las veces que se logren alcanzar.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo