"Empezamos con Q150, era todo lo que tenía", dice dueño de Las Munditortas

A dos años de haber fundado este negocio, Raymundo "Mundo" Ochoa cuenta que, junto con su esposa, Cindy Orellana, ha superado muchos obstáculos. Una historia que vale la pena conocer.

Por Publinews

El popular restaurante de antojitos, Las Munditortas, llega a un segundo aniversario este lunes, según lo ha confirmado su fundador y propietario Raymundo Ochoa en su cuenta de Twitter.

Él, junto con su esposa, Cindy Orellana, iniciaron este exitoso negocio casi por casualidad, y en una época muy difícil para ambos. Sin embargo, según él mismo cuenta, no todo ha sido miel sobre hojuelas.

Inicio casual

"Mundo", apócope de su nombre y también como es conocido popularmente en redes sociales, comenta que hace dos años, precisamente cuando inicia sin pensarlo con su negocio actual, se encontraba "desempleado, desesperado y solamente con unos cuantos cientos de quetzales en la bolsa", pero recibió un encargo de antojitos chapines por parte de un cliente.

Tomó el negocio, invirtiendo todo su dinero, y estaba listo para que el encargo fuese recogido el día de la entrega. Sin embargo, el cliente se excusó e indicó que solamente se llevaría la mitad, a lo que tuvo que acceder.

Entonces, el cocinero se vio desesperado y sin ganancia aunque sí con mucha comida. Comentó la historia a Cindy, su esposa, y a ella se le ocurrió que abrieran el garage de su casa y aprovechando que contaban con mobiliario para atender, utilizaron las redes sociales para convocar a clientes y en dos horas vendieron todo.

Trabajo, constancia y sabor

A partir de ese día, y ya con dinero para reinvertir, así fue como la pareja inició con su negocio que ahora ya cuenta con 12 personas en el equipo.

Así empezamos Cindy y yo un negocio que ya cumple dos años. Empezamos vendiendo antojitos a medio día y panes y desayunos en la mañana. Trabajando todos los días desde entonces", relata Mundo.

Pero antes de llegar a esto, Las Munditortas estuvo albergado en dos locales anteriores ubicados en la 13 calle, entre 12 y 13 avenidas de la zona 1, atendiendo a sus clientes y fortaleciendo su popularidad.

Seguir soñando

A dos años de vender gran variedad de tortas mexicanas y mole de plátano como postre, entre otros platillos, Mundo y su esposa siguen claros en sus convicciones e instan a los guatemaltecos a que hagan lo mismo.

Hoy solo me queda decirles que crean en sus habilidades, que marquen el camino que quieren seguir y no se desvíen. Los problemas, los errores, las deudas seguirán, pero tendrán la fuerza para producir e ir saliendo de todo contra todo pensamiento", asegura Ochoa.

Por otra parte, asegura que no hay obstáculos para lograr el cometido, y lo dicen por experiencia propia, pues iniciaron con menos de Q200 para invertir.

Nosotros empezamos con Q150.00 quetzales y era todo lo que tenía, eso creía. Realmente tenía mucho más, una esposa que cree en sus fortalezas y la capacidad que tienen mi destrezas. Más allá del dinero", indica.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo