Lorenzo ha recorrido más de 80 mil kilómetros en su bicicleta por un noble objetivo

En el 2012 Lauren Simon decidió que recorrería el mundo en su bicicleta para apoyar una importante causa, un viaje que lo trajo hasta Guatemala.

Por Paula Peinado

Laurent Simon, mejor conocido en Latinoamérica como Lorenzo, está comprometido con el desarrollo de los niños y niñas más vulnerables por medio de su educación. Fue en el 2012 que el francés decidió cumplir uno de sus sueños: recorrer el mundo en bicicleta, pero lo hizo con un propósito especial.

Lorenzo ha pedaleado durante 1,300 días un total de 82,500 kilómetros. Su viaje lo ha llevado por 22 países en los que ha logrado apoyar a más de 18 mil niños y niñas por medio de su visita a las oficinas de campo de Plan International. Esta organización está comprometida por los derechos de la niñez y la igualdad de las niñas.

Publinews conversó con Simon durante su visita a Guatemala. ¡No te pierdas la entrevista!

También puedes leer: Por qué la infancia en Guatemala está en “peligro de extinción” y cómo puedes apoyar

Plan Guatemala Foto: Paula Peinado

 

El comienzo

Hace aproximadamente 16 años, Laurent era patrocinador de los programas de Plan International en Nepal. Sin embargo, después de una situación política peligrosa que se dio en el lugar, Plan se vio obligado a salir del área donde se encontraba el niño al que patrocinaba.

Desde los 12 años surgió el sueño de darle la vuelta al mundo en bicicleta. Desde esa edad empecé a ahorrar porque para poder sustentar mis gastos iba a necesitar un presupuesto. Construí una casa y la puse en alquiler para tener ingresos mensuales que me permitieran viajar”, explica el ciclista.

“Cuando llegué a Canadá me recordé de una promesa que le hice a Plan International de volver a apoyarlos de alguna manera. La forma que tengo de aportar a la labor que ellos hacen es por medio de mis piernas, mis pulmones y mi corazón”

Con el deseo de continuar con su apoyo, Simon decidió en el 2012 emprender una de las aventuras más grandes de su vida. Entonces comenzó un viaje largo por países como Canadá, Estados Unidos, Cuba, Centroamérica, República Dominicana, Haití, Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Chile, Argentina, entre otros.

Plan International Foto: Cortesía

¿Qué hace?

Su aporte a la labor de Plan International se basa en varias acciones. Entre ellas, la venta calcomanías, llaveros, fotos y pulseras durante sus recorridos. Estos fondos los utiliza para comprar útiles escolares o proyectos educativos que le ayudan a cubrir los costos de las donaciones para las escuelas que visita.

También realiza publicaciones digitales en su blog en los que busca donantes que deseen sumarse a la causa. Además, participa en conferencias y eventos deportivos con el objetivo de concientizar a las personas sobre la importancia del acceso a la educación para los niños y niñas.

“Los fondos que recaudo no son para pagar mis gastos, son para comprar lo que necesitan las escuelas. Todo el dinero lo tengo en una cuenta de banco y está destinado a los niños y las necesidades que tengan en las comunidades; que son diferentes en cada lugar”

Si deseas conocer más sobre la labor de Plan Guatemala, visita su sitio web o consulta en sus redes sociales. Puedes patrocinar una beca para que una niña pueda terminar su educación secundaria con Q75.00 al mes. ¿Qué esperas?

Plan International Foto: Cortesía

Los retos

Recorrer el mundo con una mochila y en bicicleta no es tarea fácil. Su equipaje consiste únicamente de una carpa y lo necesario para protegerse del calor o del frío. Con un presupuesto de 10 dólares al día, Lorenzo se las arregla para encontrar dónde dormir y viaja con una pequeña estufa que le permite preparar sus alimentos.

“Todos los días me levanto temprano, desayuno y empaco todo. Empiezo a pedalear a las 8 de la mañana durante tres o cuatro horas hasta la hora del almuerzo. Me gusta conocer personas y siempre me detengo para hablar con la gente que encuentro en el camino. Al día pedaleo entre 6 y 7 horas, un aproximado de 100 kilómetros”

Mi presupuesto no me permite quedarme en hoteles, así que todas las noches tengo que buscar dónde dormir. Si es una zona abierta es más fácil, sino usualmente le pido a personas de la comunidad si me prestan un espacio para acampar. Armo la tienda de campaña, me lavo y cocino algo para cenar”, agregó.

Simon visitó por segunda vez Guatemala para recorrer las áreas de cobertura de Plan International y entregar útiles escolares a niños y niñas.

Plan International Foto: Cortesía
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo