Piso pélvico: Mitos y verdades de un problema silencioso que debes conocer

Los trastornos de piso pélvico afectan a un tercio de la población femenina mundial mayor de 40 años, convirtiéndose en un drama para muchas mujeres que prefieren esconder estas disfunciones por miedo o vergüenza.
Publicidad

La incontinencia urinaria es un tema tabú para muchas mujeres que por miedo o vergüenza esconden. Prestarle atención a estas dificultades es esencial, ya que afectan su calidad de vida.

Parecen problemas lejanos, poco se habla de ellos y muchas veces se viven en silencio. Pese a ello, la realidad es que estos trastornos afectan a un tercio de la población femenina mundial mayor de 40 años, convirtiéndose en un drama para muchas.

La mayoría no escucha su nombre hasta el embarazo; sin embargo, hay mitos y verdades que debes conocer y que te darán las pautas para su cuidado y mantenimiento.

Publinews platicó con el doctor Lizardo Pérez Solares, uroginecólogo y especialista en piso pélvico, sobre cómo prevenir y cómo podemos tratar estos problemas.

[metroimage ids=”10-9975″ description=”” align=”” imagesize=”short” design=”” link=”” target=””]

De acuerdo con el doctor, el piso pélvico es una red de músculos y ligamentos que abarca la zona que va desde el hueso púbico al cóccix y tiene varias funciones, entre ellas sostener todos los órganos pélvicos: vejiga, útero (mátriz) y parte del recto.

Es como una “hamaca” que evita que los órganos se escapen por los orificios inferiores ya que aguanta el peso de la vagina, recto, útero, vejiga y uretra.

“El primer factor para que ocurra las disfunciones es el embarazo y el parto”, expresó Pérez.

[metroimage ids=”10-9972″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

Además, también hay otras causas que provocan su debilitación como la obesidad, estreñimiento, menopausia, tabaquismo y su tos crónica, etc.

En el caso del parto, el especialista explicó que después de las seis semanas de que la mujer dio a luz los músculos deben regresar a su normalidad, pero cuando no esto no ocurre puede provocar:

  • Incontinencia urinaria (del esfuerzo, urgencia o mixta)
  • Prolapso uterno o vesical (un abultamiento hacia la vagina, producido por el descenso de la vejiga, el intestino o el útero; incluso fuera de la vagina en casos más severos.
  • Pérdida de la sensibilidad sexual o sensación de ensanchamiento vaginal

En los últimos años, se ha visto que personas entre 20 a 35 años el porcentaje de padecer estos problemas ha aumentado a un 30%, de 35 hasta 50 años en un 50%; y de 50 en adelante es un 70%.

Ante esto, se habla de un mito que muchas mujeres creen: “es normal que me pase porque tuve hijos”.

“El objetivo es que las mujeres sepan que esto se puede prevenir, y las que los sufren no piensen que es normal; sino que se enteren que pueden tratarse”, afirma Pérez.

  • Una verdad: Influye en una paciente un antecedente genético

“Si, es menor porcentaje de pacientes, quienes padecen de colagenopatias. Estudios han encontrado rasgos genéticos con estas patologías, por lo tanto hereditarias.

[metroimage ids=”10-9973″ description=”” align=”” imagesize=”large” design=”” link=”” target=””]

La fisioterapia de piso pélvico

La mejor arma para tener un músculo fuerte es, sin duda, la prevención. Y para ello están los ejercicios de kegel.

“Estos consisten en contraer y distender o relajar voluntariamente los músculos del suelo pélvico”, explica el médico especialista.

Para comenzar a realizar los ejercicios es recomendable:

  • Tres contracciones rápidas (1s -1s) y una contracción larga (8s – 16s)
  • Un ejercicio = 4 contracciones(3 rápidas y una lenta)
  • 10 ejercicios por la mañana y 10 por la tarde

¿Quieres más información?

  • Dr. Lizardo Pérez Solares
  • 6ta avenida 3-22 zona 10 Nivel 8, clínica 801. Clínicas Centro Médico II
  • Teléfono: 2362 5003 o 3014 6190
  • drperezsolares.urogine@gmail.com
(Visited 428 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO


LO MÁS LEÍDO