Todo lo que debes saber del pene curvo, según la experta en sexualidad Julissa Martínez

Por Ivonne Gordillo

La curvatura del pene genera insatisfacción y dolor en las relaciones sexuales. Aunque son pocos los hombres que reconocen este problema, es algo que se vive con vergüenza, pero no es suficiente como para motivar una consulta con un especialista, explica Julissa Martínez.

“No hay una causa definida ni determinada, puede ser congénito u originado en problemas vasculares, infecciones, diabetes o hipertensión”, indica la especialista.

El pene tiene tres cilindros que se llenan de sangre durante la erección: dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso que envuelve la uretra. La curvatura del pene puede ser normal si resulta de un crecimiento desparejo de estos cuerpos cavernosos. La inclinación puede ser lateral, hacia arriba o hacia abajo y se pone en evidencia durante la erección.

En un reducido número de casos puede aparecer la enfermedad de Peyronie o induración plástica peneana. Esta consiste en un endurecimiento (fibrosis) de la albugínea, que es el tejido que recubre los cuerpos cavernosos del miembro masculino, además de sentir pudor y limitaciones a la hora del encuentro físico, quienes la producen ven afectada la calidad de las relaciones sexuales, incluso, pueden llegar a resultarles insatisfactorias y muy dolorosas.

El origen de la enfermedad no es claro, no hay una causa definida ni determinada, puede ser congénito u originado en problemas vasculares, infecciones, diabetes o hipertensión, debido a fracturas del pene o lesiones que se producen durante las relaciones sexuales.

Lee también: Las fotos más sensuales de íntimamente Julissa y sus consejos de sexualidad más  

Una postura para cada figura

Según el sitio ventitantos.com hay algunas posturas sexuales más recomendadas que otras según la curvatura del pene.

Curva hacia arriba
  • El misionero: La figura del miembro estimulará de manera natural la pared frontal de la vagina, cerca del punto G. Si se trata de una curvatura muy pronunciada se puede apoyar con una almohada debajo de la cadera de ella.
  • De pie contra la pared: es muy favorable pues es menos complicado mantener la penetración.
Curva hacia abajo
  • De cucharita: De esta forma podrán elegir el lado que mejor se adapte y facilitar la penetración.
  • De enfrente con las piernas cruzadas: el hombre se coloca arriba y las piernas de ellas rodearán su cadera para el lado que más les convenga.
Curva hacia abajo
  • De perrito: De nuevo, esta postura facilita la estimulación del punto G y la pared frontal de la vagina, provocando mayor placer a la pareja aprovechando la curvatura.
  • Ella arriba: esta posición también es muy recomendada. Ella debe lanzar su cuerpo hacia atrás o ver hacia los pies de su pareja.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo