Las fotos más sensuales de Íntimamente Julissa y sus consejos de sexualidad

Por Ivonne Gordillo

Julissa Marilena Martínez Molina de Molina acompaña a miles de oyentes todas las noches en Emisoras Unidas.

Nacida en Sololá, la teraupeta sexual y locutora profesional atiende las dudas sobre sexualidad de miles de guatemaltecos.

Estos son algunas de las dudas más comunes en la población:

¿La respuesta sexual cambia con la edad?

Sí, cuando las personas aumentan su edad y pasan de la juventud a la adultez y de esta a la vejez, la respuesta sexual se va manifestando de forma diferente, al igual que ocurre con todas las otras funciones orgánicas del ser humano.

En especial, la erección en el hombre y la urgencia del deseo en ambos sexos se van haciendo más lentas, sin que esto signifique que desaparezcan o disminuyan en la calidad. Si la persona conoce estos fenómenos, dejará a un lado la angustia o la preocupación y pasará a aceptarlos con naturalidad.

¿Es cierto que el hombre tiene más deseo sexual que la mujer?

No es cierto. El hombre y la mujer tienen la misma capacidad de sentir deseo sexual; sin embargo, los hombres expresan más abiertamente sus deseos y pensamientos sexuales, mientras que algunas mujeres sienten vergüenza y temor de hacerlo; eso depende de la crianza y la educación que han recibido.

De cualquier forma, hombres y mujeres tienen derecho a expresar sus sentimientos y deseos sexuales.

¿Los gemidos de ellas son falsos?

Un estudio sobre conducta sexual realizado por investigadores de la Universidad de Central Lancashire, en Reino Unido, descubrió que más de un cuarto de las mujeres gimen habitualmente durante el sexo, pero no por placer, sino para manipular a su pareja y hacerle creer que ha alcanzado la cúspide sexual con el fin de influir en la situación para su beneficio. La investigación dará qué pensar a los hombres.

Los hombres piensan en sexo 19 veces al día

Puede ser el fin de un estereotipo. Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio acabó con la idea persistente de que los varones piensan en algo relacionado con el sexo todo el día. El estudio demuestra que los hombres, como media, piensan en cuestiones relacionadas con el sexo solo unas 19 veces al día, mientras que las mujeres lo hacen unas 10 veces.

Preferencia por rostros masculinos

Las mujeres que se encuentran en la fase más fértil del ciclo se muestran irremediablemente atraídas por los hombres de aspecto muy masculino. Los científicos dicen que las mujeres, cuyas parejas no tengan estos rasgos, se dedicarán durante esos días a fantasear con hombres que sí los luzcan.

¿El tamaño del pene importa?

Las bromas sobre el tamaño del pene o sobre el vigor sexual encubren preguntas que los hombres solo se animan a hacerse en la privacidad: “¿Será tan importante el tamaño del pene? ¿Por qué no puedo conquistar como otros lo hacen?”

El significado real y simbólico del pene como centro de la virilidad es una pesada carga cultural para los hombres. Las exigencias centradas en el rendimiento, la fuerza o el vigor sexual, la capacidad y el entrenamiento de habilidades de conquista y la competencia con su grupo de pares son condicionantes que dirigen las conductas de los varones.

En el síndrome del pene pequeño, el hombre sufre al pensar lo poco que podrá hacer con él, sufre cada vez que toma contacto con su miembro y no registra la voluptuosidad que “debería” sentir. Es posible que aquel que esté acomplejado por el tamaño evite mostrarse desnudo frente a otros hombres. Y si lo hace, estará comparándolo con el de sus compañeros, como si el pene flácido diera una idea del tamaño real del pene erecto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo