Noticias

Aplanadora en el Congreso autoriza más de Q5 mil millones para ONG

Los diputados cercanos al gobierno de Alejandro Giammattei avalaron incrementar el gasto público para 2023. Sin embargo, la oposición duda que los fondos sean para atender a las comunidades con mayores necesidades.

La alianza en el Congreso autorizó un incremento para el presupuesto de 2023, y será de Q115 mil 443 millones. La propuesta del Ministerio de Finanzas era de Q113 mil 931 millones.

PUBLICIDAD

Diputados de oposición criticaron los consensos entre bancadas, ya que señalaron falta de controles para el uso de los fondos en año electoral.

Un ejemplo de ello es la asignación a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que asciende a Q5 mil 142 millones, situación que capta la atención para la fiscalización, pues muchas de esas están influenciadas por congresistas o políticos.

“Es dinero público que pasa a manos privadas. Esto se puede entender en la medida en que las organizaciones sean complementarias al Estado y den servicios que en este momento el Estado no puede dar. Sin embargo, hay recursos que no se entiende para qué a una organización que Salud sugirió darle Q5 millones, en la comisión aumentó a Q10 millones”, explicó obre los aportes a las ONG la diputada Lucrecia Hernández Mack.

Sin resultados desde el Congreso

Otro de los cambios que denunciaron es el aumento que se hace al programa “Cruzada Nacional por la Nutrición”, ya que contará con un fondo de Q600 millones, lo que significa que se triplicaron los fondos con los que cuenta actualmente.

Y no es que la asignación sea incorrecta, sino que en realidad las acciones para reducir la desnutrición no muestran resultados. Además son los Consejos de Desarrollo Departamental (Codedes) los encargados de la ejecución de esos fondos.

Guatemala posee uno de los índices más altos en desnutrición infantil, lo cual repercute en el crecimiento de cada persona y por ende en el desarrollo del país.

PUBLICIDAD

La jefa del bloque Winaq, Sonia Gutiérrez, resaltó que el presupuesto servirá para el “saqueo y uso clientelar, el cual es un gran engaño de este gobierno”.

Durante la aprobación del presupuesto, personal de Salud bloqueó los ingresos al Congreso para solicitar la inclusión de un aumento salarial.

No obstante, los diputados no aprobaron un monto fijo para cumplir esa demanda. Sino que solo incluyeron un fondo de revisión para que las autoridades de Salud hagan una readecuación para otorgar ese incremento y se incluya al renglón 011, a contratistas temporales.

Por ello, la congresista Evelyn Morataya señaló que ese fondo de revisión no soluciona la demanda de los trabajadores y solo quedarán excluidos del presupuesto general.

Durante la aprobación del presupuesto, se pudo observar al diputado Javier Hernández en supuesto estado de ebriedad, ya que insultó a un trabajador del Congreso

“Se están destinando más de Q3 mil millones en enmiendas para proyectos de infraestructura clientelares. Vimos en las enmiendas que se le quitan recursos al Ministerio de Salud para supuestos proyectos de desarrollo en Alta Verapaz y Petén. Es un saqueo absoluto para poder financiar campaña electoral”, Sonia Gutiérrez

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último