Congreso continuará en manos del oficialismo con Rivera

Diputada Shirley Rivera, presidenta del Congreso
Foto: Edwin Bercián
La diputada Shirley Johanna Rivera dirigirá el Legislativo en el tercer año del gobierno de Giammattei. La congresista logró la presidencia con el apoyo del mandatario y negociaciones con bloques criticados.
Publicidad

El trabajo visible de la presidenta electa del Congreso, Shirley Rivera, ha sido poco desde la subjefatura de la bancada Vamos y de las comisiones que ha integrado. Sin embargo, es conocida entre compañeros de ser la encargada de negociar temas que se aprueban.

En los dos años que Rivera lleva como diputada, resalta la presentación de tres iniciativas de ley que podrían ser impugnadas en la Corte de Constitucional (CC) por atentar contra la Constitución.

Los proyectos de ley de las que es ponente la presidenta son la de “protección integral de la niñez y adolescencia contra los trastornos de la identidad de género”, la de “libertad de religión y creencia de culto y de conciencia” y la más reciente es para declarar el 9 de marzo como el día “por la vida y la familia”.

La primera propuesta busca garantizar el “derecho a los niños, niñas y adolescentes a tener su identidad según su sexo al nacer” y “garantizar la protección a ser expuestos en contenido pornográfico”.

La Constitución establece en los primeros artículos que todos los seres humanos son libres e iguales en dignidad y derechos, y cualquiera que sea su estado civil tienen las mismas oportunidades y responsabilidades.

Asimismo, el Estado es responsable de garantizar la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo de las personas. También permite el ejercicio de todas las religiones o creencias, por medio de la enseñanza. Y se ordena que el Ministerio de Educación debe revisar que la información no contenga directa o indirectamente contenido que promueva la desviación de la identidad del sexo de nacimiento, reasignación de género, aborto y variación de la identidad sexual.

“Los derechos y garantías que otorga la Constitución no excluyen otros que, aunque no figuren expresamente en ella, son inherentes a la persona”, expresa el artículo 44 de la carta magna.

Cuestionamientos y contradicciones

La expectativa sobre los servidores públicos y representantes, en este caso de los diputados, es que impulsen leyes de beneficio común y no de grupos minoritarios ni religiosos.

Las iniciativas en las que Rivera es ponente han sido criticadas por diferentes grupos, tanto sociales, como de oposición.

En el caso de la propuesta de libertad de religión y creencia de culto, aunque se “fija” que las iglesias deben bancarizar sus ingresos, en el artículo 15 se exime de responsabilidad de investigar o averiguar los fondos de sus donantes, ya que no es su competencia.

Sandra Morán, exdiputada e integrante de grupos colectivos en favor de los derechos de la comunidad diversa, señaló que las iniciativas que apoya Rivera representan una línea de pensamiento conservadora y fundamentalista con el “fin de obtener votos de las iglesias pentecostales para su reelección”.

No obstante, señaló que afectan los derechos de la diversidad sexual, de las mujeres y remarca el rol que debe tener la mujer en la familia.

“Las iniciativas pueden ser inconstitucionales. Se ha remarcado de que haya un Estado laico y no sea un pensamiento que se imponga sobre todas las personas. Las acciones de la nueva presidenta son contradictorias al cargo como presidenta del Congreso”, resaltó Morán.

Mientras que la iniciativa 6012 sobre el día por la vida y la familia llama la atención porque el presidente, Alejandro Giammattei, durante su gira en Estados Unidos, aseguró que se declararía el 9 de marzo. No obstante, la realidad en el país es otra por los índices de desnutrición y familias desintegradas o niños abandonados.

Morán señaló que esas iniciativas se enfocan en temas como la familia, a que ya no existe, porque por la migración y por la diversidad hay nuevos tipos de familia, por lo que solo es un grupo que intenta hablar por la mayoría de personas.

Sesión solemne

  1. Ausencias. Nuevamente, el presidente Alejandro Giammattei se presentará al Congreso sin la compañía del vicepresidente, Guillermo Castillo. Otro de los ausentes será el procurador Jordán Rodas.
  2. Logros a resaltar. De acuerdo con Comunicación Social de la Presidencia, Giammattei resaltará el desempeño económico que hubo en el país y el avance en la vacunación.
  3. Descanso. Los trabajadores del Congreso no se presentará a la sesión por “seguridad”.
(Visited 423 times, 1 visits today)

Publicidad

-

LO MÁS LEÍDO